PROBETEANDO

TAGO MAGO

¡Holi! 🙂

Hace mucho que esta sección está abandonada y tengo una serie de entradas de esta temática pre-confinamiento. La primera en ver la luz va a ser el tercero de los restaurantes que pertenecen al grupo «saona» y su nombre es Tago Mago.

Bajo mi punto de vista, es el más estiloso tanto por la presentación de sus platos como por su decoración, la cual cuida mucho los detalles dejando entrever elegancia al mismo tiempo que su predilección por la vegetación y el rollo veraniego. Esto, evidentemente, también se refleja en el precio el cual no me parece nada excesivo viendo la calidad de la comida.

Mi compi y yo aprovechamos que teníamos un curso cerca del lugar para comer allí y, la verdad, es que salimos encantadas. Compartimos los dos entrantes, pedimos el mismo principal y los postres me llamaron la atención porque salen de la «rutina» que exite en esta cadena de restaurantes.

Advierto que hace bastante tiempo de esta comida por lo que hay algunos platos de los cuales no recuerdo la descripción y es posible que ya no se encuentren en la carta. A pesar de ello, espero poneros los dientes muy largos.

Comenzamos por el entrante de alcachofas, (creo) gambón, gnochis y palomitas. Estaba espectacular aunque un pelín simple en comparación con el segundo de abordo. Las alcachofas me apasionan y estaban en su punto justo además de bien peladas.

Pasamos a la Berenjena caramelizada con Shiitake, Crema Agria y Romescu: un deleite para el paladar. ¡Esto sí que tenía sabor! Súper tierna, disponía de tostones y la salsa estaba espectacular. ¡Súper recomendada!

Como principal ambas escogimos el mismo: pescado. Estaba sobre una salsa de tomate riquísima. En cuanto al protagonista, en su punto, jugoso y muy rico.

Finalizamos con los postres donde sí que pedimos dos para compartir.

El Brownie de Chocolate con helado, nueces pecán y chocolate fundido es una elección que raras veces resulta fallida. Con la imagen os lo digo todo.

El segundo en discordia es la novedad: Milhojas de pasta filo con crema de lima, helado de limón y fruta de la pasión. ¡Magnífica combinación! Eso sí, uno de los siropes está muy muy pero que muy ácido y te hace salivar como si no fuera un mañana. Repetiría sin duda, pero id con cuidado porque es chocante.

En cuanto al precio está más que bien ya que son 12,90€ sin la bebida (menú de mediodía entre-semana). La presentación, la calidad y el cocinado de los platos me ha parecido soberbio. El ambiente relajado, los camareros cumplieron su función muy bien y quedamos más que saciadas. ¿Volveré? ¡Por supuesto!

Dentro de la cadena «Saona», sin duda Tago Mago se ha ganado a pulso el puesto número uno. La elección perfecta si venís a conocer Valencia, os encontráis por el centro y queréis invertir en comida real pero no dejaros la cartera en el intento. Eso sí, reservad con antelación (incluso varios días antes) porque sino no tendréis sitio (pincha aquí).

Creo que con esto culmino el post de hoy. Espero que os haya gustado y os apuntéis el sitio para futuras veladas gastronómicas. Para cualquier duda estoy a un comentario de distancia.

¡Feliz día!

¡Besotes!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.