COSMÉTICA Y MAQUILLAJE

MASDERM: SÉRUM FACIAL TRIFÁSICO (*)

¡Buenos días!

Hoy os quiero presentar un producto al que estaba deseando meterle cara, así a lo loco. Soy consciente de que me llegó el verano pasado y no he tenido la decencia de probarlo hasta principios de este año. Sin embargo, todo lo bueno se hace esperar (o eso dicen) y, en este caso, el dicho se cumple a la perfección.

¿Te cuento más?

Primero, me gustaría presentaros la marca como es debido. Masderm es un laboratorio que cuenta con más de 50 años de experiencia en el desarrollo de productos innovadores. Cuando iniciaron su proyecto, tenían claro dos cosas: elaborar productos dermo-cosméticos para ayudar a mejorar el aspecto de la piel de sus clientes, y aportar algo diferente al mercado.

Para conseguir el primer objetivo, cuentan con el aval de médicos dermatólogos, radio-oncólogos y estéticos que respaldan sus productos utilizándolos ellos mismos y recomendándolos a sus pacientes.

Respecto a la segunda premisa, lo han logrado gracias a sus productos trifásicos únicos y exclusivos. Gracias a su fórmula, se permite la suspensión de los principales ingredientes naturales garantizando maximizar la eficacia de estos activos durante todo el tratamiento.

Otra característica de este laboratorio es que se rigen bajo tres valores: responsabilidad, integridad y honestidad. Su misión es mejorar la vida de la pieles sensibles, para ello, realizan controles de calidad exhaustivos desde la compra de la materia prima hasta la entrega del producto final.

También, gestionan el reciclaje de todos los contenedores y otros materiales, contribuyendo así a la protección del medio ambiente. Además, priorizan el uso de ingredientes de cultivos orgánicos.

Creo que con estas pinceladas acerca de Masderm os hacéis una idea de cómo trabaja esta empresa y lo comprometidos que están con sus productos al igual que con sus pacientes.

Dicho esto, pasamos al protagonista de hoy: Sérum Facial Trifásico. Ya solo a simple vista llama la atención por el hecho de encontrarnos con tres fases. Además, el diseño del envase es muy bonito, llamativo y que sea de cristal nos permite ver el maravilloso contenido junto con su disposición.

Me gustó muchísimo como lo enviaron y la implicación a la hora de exponerme su producto ya que incluyeron una nota de prensa y, a continuación, un email con un word bastante extenso en el que me lo explicaban todo en profundad. Es más, para escribir este post estoy utilizando mucha información procedente de él (sobre todo lo más técnico y lo que la marca nos cuenta).

En primer lugar, comentaros que está creado para potenciar y restaurar la belleza natural de la piel del rostro combatiendo los signos del envejecimiento facial.

Los resultados que pretende conseguir son: regenerar, reparar e hidratar la piel de la cara aportando suavidad, firmeza y elasticidad. También, iluminar y blanquear tratando las manchas causadas por el paso de los años. Por último, reducir las imperfecciones
actuando sobre las líneas de expresión más marcadas.

Para ello, su formulación está compuesta del 30% de principios activos naturales repartidos en las tres fases (dos de ellas acuosas y una oleosa):

Aqua, Rosa Moschata Seed Oil, Dimethicone, Hydrogenated Ethylhexyl Olivate, Argania Spinosa Kernel Oil, Cyclomethicone, Glycerin, Tocopheryl Acetate, Ascorbyl Glucoside, Aloe Barbadensis Leaf Juice, Citrus Limon Peel Oil, Hydrogenated Olive Oil Unsaponifiables, Daucus Carota Sativa Root Extract, Daucus Carota Sativa Seed Oil, Helianthus Annuus Seed Oil, Beta-Carotene, Ascorbyl Palmitate, Triethanolamine, Sodium Chloride, Sodium Benzoate, Citric Acid, Sodium Sulfite, Potassium Sorbate, Ascorbic Acid, Citral Limonene, Phenoxyethanol, Ethylhexylglycerin, CI42045. 

Sus ingredientes tienen elevadas concentraciones de antioxidantes que, gracias a su rápida y eficaz absorción, trata y previene los signos del paso del tiempo que se produce por los daños de los radicales libres existentes en el ambiente cuotidiano (contaminación y los rayos UV).

La eficacia de estos principios activos ha sido testada clínicamente demostrando su acción en la regeneración, reparación e hidratación de la piel. Asimismo, el efecto antioxidante de sus componentes ha demostrado científicamente que ayudan a iluminar y blanquear la piel matizando las manchas y reduciendo las imperfecciones y arrugas provocadas por el paso del tiempo.

En la fase oleosa encontramos:

  • Aceite de Rosa Mosqueta: Con vitamina A activa que aumenta la regeneración celular y vitamina E (explicada a continuación).
  • Aceite de Argán: Rico en Omega 6 y vitamina E, altamente hidratante y nutritivo.
  • Vitamina E: Es el antioxidante liposoluble más eficaz para retrasar el envejecimiento, combatir los radicales libres y regenerar la piel.

En cambio, en la fase acuosa tenemos:

  • Aloe Vera: Gracias a la tecnología patentada Activaloe®, el Aloe Vera que contiene es hasta 3 veces más activo. Regenera, hidrata y calma. Ayuda a prevenir y reducir las manchas y los signos de la edad. Por último, facilita la cicatrización de la piel.
  • Vitamina C estabilizada: Interviene en el mantenimiento de una piel joven ya que aumenta la síntesis de colágeno. Posee efecto blanqueante debido a la inhibición de la actividad de la tirosinasa (responsable de la síntesis de melanina) y también actividad antioxidante lo cual desemboca en la prevención de la inflamación y el fotoenvejecimiento de la piel debido a que neutraliza los radicales libres aportando luminosidad.

Si nos fijamos en el listado, hay muchos componentes que no se nombran pero que también son ricos en activos que ayudan a nutrir y enriquecer la piel. Además, es cruelty free y vegan friendly.

En cuanto a la textura, a pesar de contener aceites, no resulta nada pesada. Es muy líquido y con poquita cantidad deja la piel muy bien acondicionada y jugosa pero sin notarla pegajosa. Tiene un olor a cítrico que enamora y me resulta muy placentero aplicarlo. ¡Una maravilla!

Eso sí, muy importante el modo de empleo: hay que agitar el producto para que se mezclen las tres fases (se volverá de color verde). A la hora de coger con el dispensador, tenemos que ir muy rápido porque la homogeneidad de la fórmula desaparece a los pocos segundos. Es decir, que las fases vuelven a su sitio ipso facto.

Habría que ponerlo tanto por la mañana como por la noche, pero yo lo he estado utilizando únicamente durante el día. A pesar de ello, deciros que me ha gustado muchísimo como me deja la piel. Además, se absorbe rápidamente 😉 .

El envase es en formato gotero lo cual está genial para dosificar. Posee 30 ml y su precio es de 39,90€. Si queréis más información o haceros con él, pincha aquí.

En conclusión, es un producto en el que invertiría ya que posee muchos beneficios para la piel a la larga. De ellos, lo que más he notado ha sido la luminosidad que aporta y lo suave que queda a corto plazo. Del resto no puedo corroborar mucho más porque aún no noto demasiados estragos de la edad (por suerte).

Creo que no me dejo nada así que voy a finiquitar este post. Espero que os haya gustado y tengáis en cuenta este producto para futuras inversiones porque no os decepcionará. Si tenéis alguna duda acerca de algún concepto o apartado, podéis dejármela en los comentarios.

Siento deciros que hubiera podido conseguir un descuento para vosotros, mis cucuruchitos, ya que los bonitos de Masderm me lo ofrecieron en su día. No obstante, he tardado tanto en probar el producto que, cuando lo pedí para incluirlo en esta entrada, me dijeron que ya no activaban códigos… Así que, os pido disculpas 🙁 .

Desde aquí, agradecerles su confianza depositada en mí y el envío de este producto tan original y estupendo. Me ha encantado probarlo y descubrir vuestra firma. ¡Ha sido un placer! 

Como siempre, gracias a mis lectores por acompañarme en cada post, ya sea con visitas, comentarios y likes. ¡Sois amor del bueno! ♥♥♥

¡Nos leemos próximamente!

¡Besotes!

PD: Consulta mi Código de Confianza (pincha aquí).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.