VIAJES

VALLADOLID: DÍA 1

¡Buenos días!

El verano ha llegado a su fin y con ello las vacaciones (esto me duele un poquito más). Como sabéis, he disfrutado de unos días junto a mi bombón descubriendo distintas ciudades de España. La primera de ellas ha sido Valladolid.

Processed with VSCO with a6 preset

¿Os cuento más?

Salimos bien temprano de casa ya que nos esperaban unas seis horas largas de viaje hasta nuestro primer destino.

Hicimos las paradas reglamentarias y disfrutamos de un estupendo almuerzo en un pueblecito que se llamaba San Rafael (Segovia), para ser exactos en El Callejón.

Repostados, continuamos nuestro camina hasta llegar a Valladolid. El coche lo dejamos en un parking el cual nos costó 19€ la noche. Nos hospedamos en un hotel cuya ubicación no podía ser mejor: Zenit Imperial (pincha aquí).

La recepcionista fue muy amable con nosotros y nos proporcionó dos tipos de planos: uno turístico (para visitar los puntos más típicos de la ciudad dándonos las indicaciones necesarias para ir a lo más interesante) y el otro de dónde comer/cenar (nos comentó que Valladolid había sido galardonada como una de las urbes más importantes a nivel de tapas y pinchos gastronómicamente hablando, por lo que nos indicó algunos de los más célebres).

Llegados a la habitación, dejamos las cosas y nos fuimos a pasear por nuestros alrededores. Lo primero que visitamos (porque nos encontrábamos a un paso literal de nuestro “pseudohogar”) fue la Plaza Mayor la cual es muy bonita y amplia junto con el Ayuntamiento. Es el espacio de encuentro de los habitantes y donde se desarrollan/celebran todas sus fiestas y acontecimientos notorios.

En ella, se encuentra también la estatua del repoblador de la ciudad: el Conde Ansúrez.

Hechas las fotos pertinentes, nos dirigimos hacia la Academia/Museo de la Caballería la cual, por ir cortos de tiempo, solo vimos por fuera.  En él, se reúnen documentos, armas y otros objetos que pretenden recordar las glorias de la caballería española.

A dos pasos nos encontrábamos ante el Parque Campo Grande donde se puede pasear tranquilamente disfrutando de la vegetación y sus paisajes, además de entrar en contacto con distintos tipos de aves que recorren el lugar. El estilo me recuerda al parque de El Retiro de Madrid pero a una escala menor.

Una vez terminamos el recorrido, el hambre apretó por lo que nos fuimos a tapear. Siguiendo los consejos de mis seguidores en IG (@pajuanes), acudimos en primer lugar a El Corcho donde su especialidad son las croquetas y las tajadas de bacalao rebozado.

¡Madre del amor hermoso! Aquello estaba absolutamente espectacular. Siempre está petado, se come de pie y hay que hacer cola pero merece muchísimo la pena ir. Sin duda, un absoluto sobresaliente.

De aquí pasamos al bar de tapas Jero, famoso en la ciudad ya que fue galardonado con algún que otro premio gracias a sus fabulosos pinchos.

Hecho esto, nos fuimos a reposar.

Volvimos a la carga por la tarde y empezamos a pasear sin entrar demasiado en materia ya que el tiempo no estaba de nuestro lado. Vimos más cosas de las que veréis en las fotos pero para no hacerlo pesado voy a poner los lugares que más me llamaron la atención.

Cuando estábamos a orillas del río Pisuerga, nos encontramos un pub denominado Pera Limonera en el cual tocaban música en directo y tenía un ambientazo espectacular así que allá que nos fuimos a tomarnos unas cervezas.

Para cenar, quedamos con la preciosa Patri (@puffy_patry) la cual me hizo mucha ilusión desvirtualizar.

Nos llevó al bar restaurante Los Zagales a probar sus galardonadas tapas: Trigretón y Obama en la casa blanca. No recuerdo qué llevaban pero sí que estaban deliciosos.

Y volvimos al Jero a tomar su pincho favorito 😉 .

Después de zampar en un par de bares más, nos despedimos de Patri y nos fuimos a dormir ya que al día siguiente el despertador sonaría a horas intempestivas…

Hasta aquí, nuestro primer día de vacaciones. Decir que nos quedaron muchas cosas que ver de Valladolid. Fue una ciudad que nos sorprendió mucho y no descartamos volver en otra ocasión.

Espero que os haya gustado y que consideréis estos post como guías turísticas en el caso de que os dejéis caer por estos lares. ¡Mil gracias por leerme!

¡Feliz día!

¡Besitos!

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.