PROBETEANDO

APOTHEKE

¡Buenos días!

Hoy vengo con uno de esos post en los que el babeo máximo está asegurado. Las noches de verano han dado para mucho y, en una de ellas, me fui con mi hermana a cenar a un sitio muy original y espectacular.

¿Quieres que te lo presente?

Apotheke es el primer speakeasy (bar/restaurante clandestino) de Valencia, situado en el barrio de Cánovas (pincha aquí). Está inspirado en la ley seca y en la prohibición de la venta de alcohol de los años 20 de los Estados Unidos.

Estos delitos se castigaban a partir de entonces con multa, prisión y estaba previsto el cierre durante un año de cualquier establecimiento donde se detectara su consumo. De esta forma, surgieron los bares clandestinos protegidos por la complicidad de los ciudadanos enemigos de dicha ley. Y ahora… ¡Disponemos de uno en la capital del mediterráneo!

Nada más la forma de reservar/entrar en el restaurante llama la atención por cada costado. Debes de conseguir la contraseña en su página contestando a una pregunta y, una vez en el sitio, llamas a la puerta. En ella, existe una mirilla mediante la cual te piden dicha clave y, de esta forma, conseguimos nuestra incursión dentro del establecimiento. ¿Mola, verdad?

Processed with VSCO with a6 preset

Una vez dentro, te quedas con la boca abierta. La decoración es espectacular y no le hacen justicia las fotos que veréis a continuación.

Nos encontramos ante un espacio con la iluminación justa para darle ese toque de misterio y clandestinidad. Es como si nos sumergiésemos dentro de una cueva cuyo ambiente es de lo más agradable. No es demasiado grande pero tampoco pequeño, sin embargo, una vez estás allí te embriagas del buen rollo que se respira.

Las mesas son de lo más originales y están muy bien dispuestas. En cuanto a los camareros nos parecieron de lo más simpáticos y, lo que nos llamó la atención, es que eran de distinta procedencia lo cual siempre está muy bien porque enriquece el sitio. Fueron rápidos en el servicio y muy atentos.

En cuanto al tipo de comida que podemos encontrar en Apotheke, podría definirla tal y como ellos lo hacen: mestiza y muy creativa. Sin duda, dos adjetivos que les van cual anillo al dedo. También, son especialistas en la coctelería mixológica (término más refinado y un estudio más profundo del arte de mezclar bebidas) cuyo barman nos recomendará para disfrutar de la experiencia al máximo.

Otra característica que los hace más especiales, es que realizan numerosos eventos en directo donde la música jazz, blues, soul o swing son los absolutos protagonistas. No siempre disponen de este servicio, pero sí que poseen una agenda (pincha aquí) en la que encontraremos las fechas clave.

Una vez hechas las presentaciones, vayamos a lo que nos interesa… ¿Qué zampamos durante aquella velada de hermanas?

Decir que existen menús, pero nosotras pedimos a la carta para compartir. No es un sitio barato ya que salimos a unos 30€ por cabeza, pero todo lo que nos comimos estaba exquisito y volvería a repetir sin ninguna duda.

Como obsequio de la casa, nos prepararon estas Patatas Fritas caseras.

Empezamos con uno de los platos top del lugar: Ahuacamolli. No siempre está disponible por lo que hay que reservarlo con antelación. Esto se debe a que tienen el ritual de prepararlo delante de los comensales.

Nosotras no habíamos hecho la reserva pero tuvimos la suerte de que sí que tenían hecho así que… ¡Nos los pedimos! Se trata de guacamole hecho a mano sobre un mortero de piedra volcánica. Contiene chile jalapeño, lima, cilantro, cebolla y aguacate Hass. Todo él acompañado por totopos caseros (tortas de maíz frito).

 

Delicioso, con tropezones y muy refrescante. Los totopos impresionantes y crujientes. ¡Una maravilla para el paladar! Eso sí, añadir que la cantidad no es demasiado exagerada y está un poco desproporcionada debido a que hay más acompañamiento que salsa en si.

Pasamos al Cefalópodo In Love. Cierto es que me lo esperaba de otra manera. Es pulpo con mayonesa de zumo de yuzu y lima, cebolla morada, caviar de limón y medias lunas fritas de maíz.

Estaba muy rico pero es como una ensaladilla. Me decepcionó porque no esperaba que el concepto fuera así. De haberlo sabido, igual hubiera escogido otra cosa. Aún así, decir que estaba impresionante. El punto del pulpo una maravilla y en conjunto no estaba nada mal.

Comidos los entrantes, cada una escogimos un plato. En mi caso, escogí La Rosa de Gadus. Se trata de un lomo de Bacalao de Islandia confitado con ajo y aceite de oliva sobre salsa de puerros a la mantequilla, gel de rosas y verduritas estacionales.

Para mí, todo un festival de sabores. El pescado estaba tan tierno que se deshacía en la boca. Desde luego, un plato más que recomendado.

Por último, la estrella de toda la velada: el postre. Sin duda, es obligatorio pedirlo porque jamás he probado exquisitez igual. Nos coronamos con aquel al que llaman: Suspiro de Queso Versión 2.0 y os aseguro que sales de allí suspirando de amor.

La descripción es la siguiente: coulant de quesos curado y semicurado manchego con muselina de pera conferencia infusionada con flor de manzanilla, sobre crumble de almendras y gel de romero. Os lo advierto, es el cielo hecho postre para los amantes del queso. No tengo nada más que añadir. ¡Amor absoluto!

En definitiva, comimos como reinas aunque creo que no escogimos demasiado bien aquella noche. Pienso que hubiéramos comido más, mejor y más barato de haber ido de picoteo. Aún así, no puedo decir que me quedé insatisfecha porque estaría mintiendo.

Repetiré seguro y lo recomiendo al 200%.

Con esto, doy por terminado esta entrada gastronómica. Espero haberos hecho babear muchísimo y, si vais alguna vez gracias a este post, me lo hagáis saber 😉 . Un aplauso a mi querida hermana por descubrirnos un lugar tan chachi ♥.

Como siempre, agradeceros vuestra atención y tiempo para estar un ratito aquí conmigo. ¡Os como con bacalao! ♥♥♥

¡Feliz día!

¡Besitos!

2 comentarios sobre “APOTHEKE”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.