ALMA SECRET: GEL DE BAÑO CREMOSO “CLEOPATRA” (*)

¡Buenos días!

Volvemos con otra reseña productil. En esta ocasión, quiero presentaros un gel que ha cambiado mi perspectiva y sensaciones cuando llega el momento de darme una ducha. Nunca pensé que un producto de esta índole llegara a gustarme tanto.

¿Queréis conocerlo?

Llegó a mis manos (en este caso, a mi cuerpo serrano) gracias al evento de Valencia Beauty (pincha aquí) en el que una serie de marcas, todas cruelty free, se presentaron y dieron a conocer sus productos. Entre ellas se encontraba: Alma Secret. Ha sido una gran suerte descubrirla y ahora averiguaréis el porqué.

Se trata de una firma que cuida mucho sus formulaciones, la selección de ingredientes es muy exhaustiva. Combinan materias primas naturales de alta calidad, activos, extractos únicos y agua termal dando lugar a una cosmética desindustrializada y muy especial.

Todos sus productos son hipoalergénicos ya que se desprenden de ciertos tipos de componentes tales como: aceites minerales, siliconas, sulfatos, parabenos, químicos sintéticos, ftalatos o derivados del petróleo.

Antes de comenzar, me gustaría hablaros de cómo tengo mi piel y qué busco en artículos de esta índole. Dado que soy muy poco constante con la hidratación corporal, me gusta utilizar geles que no resequen demasiado, que sean nutritivos y respetuosos. Como habréis adivinado, estoy más seca que la mojama.

Una vez puestos en situación, os quiero dar a conocer su último lanzamiento: Gel de Baño cremoso de la línea Cleopatra. Según el envase, está inspirado en los rituales de belleza de la reina egipcia. Elaborado con una combinación de ingredientes naturales que limpian suavemente al mismo tiempo que la dejarán hidratada, cuidada y maravillosamente perfumada. Es para todo tipo de pieles, incluso las sensibles.

Veamos la formulación (os la pongo así porque no puedo sacar una foto decente en el que se vea clara):

“Aqua (Thermal Water), Lauryl Glucoside, Sodium Cocoamphoacetate, Glycerin, Sodium Cocoyl Glutamate, Sodium Lauryl Glucose Carboxylate, Decyl Glucoside, Coco Glucoside, Glyceryl Oleate, Cocos Nucifera Oil (Coconut Oil), Betaine, Propanediol, Hydrolyzed Silk, Aloe Barbadensis Leaf Juice, Argania Spinosa Oil (Argan Oil), Donkey Milk, Cocos Nucifera Fruit/Fruit Juice Extract, Tocopherol, Xanthan Gum, Dehydroacetic Acid, Benzyl Alcohol, Potassium Sorbate, Ascorbyl Palmitate, Titanium Dioxide, Maltodextrin, Aroma, Lactic Acid.”

Entre sus componentes más importantes podemos encontrar:

  • Leche de Burra (Donkey Milk): Localizada a mitad de la lista. Se trata de un gran rejuvenecedor natural por su alto contenido en vitamina A o “retinol puro”. Es un tensor natural capaz de regenerar las células de la piel, dejándola renovada y más joven.
  • Aceite de Argán: Aparece justo antes de la leche de burra. Utilizado durante siglos por sus maravillosas propiedades. Antioxidante, regenerador y protector contra los radicales libres que asegura nutrición, elasticidad y suavidad.
  • Aceite de Coco: Lo vemos en el primer tercio de la formulación. Rico en ácidos grasos grasos, vitaminas y minerales que ayudarán a reforzar las capas internas de la piel y a mantener su hidratación natural.
  • Leche de Coco (Coconut Milk): Imagino que en el listado se trata de “Cocos Nucifera Fruit/Fruit Juice Extract” por lo que se encuentra en el último tercio. Es muy rica en vitaminas, minerales esenciales y ácidos grasos. Nutritiva, rejuvenecedora y antibacteriana. Su uso tópico ayuda a mejorar la elasticidad y tersura.
  • Escualano Vegetal (Squalane): Dice que lleva pero no lo distingo en la formulación. Activo natural reparador y emoliente que penetra en la piel restaurando la barrera lipídica y manteniendo su hidratación.
  • Aloe Vera: Dispuesto a mitad de la lista. Cicatrizante, antioxidante, antibacteriano. Hidrata, calma y regenera.
  • Provitamina B5: Otro componente que no distingo, según ellos, está incluido en la fórmula. Tiene propiedades calmantes y suavizantes. Ideal para ayudar al proceso de regeneración de la piel sensible, áspera e irritada.
  • Proteínas de Seda (Hydrolyzed Silk): Situado a mitad del listado. Aporta suavidad e hidratación.

Como podemos comprobar, la formulación es más que completa (aunque hayan dos ingredientes que me crean duda ya que no los encuentro), proporcionando los beneficios que en, mi caso, busco: nutrición y acondicionamiento de la piel.

La textura de este gel es una maravilla, me recuerda a la misma que poseen los yogures de leche de cabra (no sé si los habéis probado alguna vez pero están de muerte). Muy cremosa y con un olor a coco espectacular, no al típico que estamos acostumbrados, sino al verdadero.

Dicho aroma me envuelve y embriaga, hace que el “momento ducha” sea muy placentero, un festival de sensaciones que no quiero que se acabe nunca. Aunque dicha fragancia no perdura demasiado tiempo en mi cuerpo ya que me encantaría oler así el resto de mi vida.

Hace bastante espuma pero sin ser una exageración, suficiente y sin tener que echarla de menos. Esto se debe a que lleva tensioactivos naturales de origen vegetal ya que no contiene sulfatos (son, normalmente, los encargados de limpiar la piel y de hacer la espuma. También, suelen ser parte de los responsables de la sequedad en la piel).

Como véis, dispone de un dispensador con el cual es súper fácil dosificar las cantidades a utilizar. En mi caso, con dos pumps voy más que servida. El envase es de plástico, de 500 ml lo cual me parece una cantidad más que suficiente para una temporada, es más, soy testigo de ello.

En cuanto al precio he de admitir que no es barato teniendo en cuenta a lo que estamos acostumbradas a gastarnos en un gel: 15€. Sin embargo, me ha gustado tanto que no he tenido reparos en hacerme con un par más aprovechando las ofertas que, de vez en cuando, tiene la marca.

Mi experiencia con él ha sido muy satisfactoria, me deja la piel suave, no demasiado tirante y la formulación no puede ser mejor. Es más, mi hermana (muestra viviente de piel atópica con tendencia a la sequedad extrema y sarpullidos varios) utiliza la otra versión de este gel (que lleva leche de burra, sándalo y vainilla) y ha flipado en colores porque con él no ha tenido ninguna de esas consecuencias.

Como comprenderéis, las personas con problemas de este estilo o como yo que soy negada a la hidratación corporal buscamos solventarnos la papeleta con otros productos y éste me aporta un extra. Además, vivo enamorada de su olor y contra el amor se puede hacer…

Si os ha picado la curiosidad, conocer la marca u os ha entrado el ansia viva y queréis haceros con él, pincha aquí.

Creo que no me dejo nada en el tintero por lo que voy a dar por finalizado este post. Espero que os haya gustado y resultado interesante. Lo malo que tiene esta marca es que, una vez pruebas sus productos, te quedas enganchada a ellos 😉 . Si tenéis alguna pregunta o necesitáis aclaraciones en algún punto concreto… ¡Soy toda ojos!

Mil gracias por leer, compartir, comentar y dejaros caer por este humilde espacio. ¡Sois un diamante en bruto!

¡Qué tengáis un feliz martes!

¡Besitos!

PD: Consulta mi Código de Confianza (pinchaaquí).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.