DECEPCIONES 2018

¡Buenos días!

No todo lo que compramos o nos regalan es de nuestro agrado, ya sea porque el producto en si no es lo buscamos, no cumple con tus expectativas, no está indicado para tus características; o porque los gustos personales de cada una juegan un papel importante a la hora de que te conquiste o no dicho artículo. Sea por lo que sea, he recopilado una serie de ellos que no volveréis a verme utilizar.

¿Empezamos?

Como siempre, me gusta aclarar este tipo de entradas: no os digo que el producto que aparezca en este post no valga la pena o que es una castaña en general, pero no es lo que ando buscando y no se acopla bien a mis necesidades en este momento (ni en ningún otro). Por ello, todo lo que leáis expresado aquí es bajo mi humilde opinión y las sensaciones que me han producido. Dicho esto, continuo con la entrada en cuestión.

COSMÉTICA

ALL IN ONE MAGIC COCONUT DE KOCONOI

Según el envase, es un bálsamo hidratante de textura cremosa con múltiples aplicaciones: mascarilla capilar, crema de baño, crema hidratante corporal y facial.

Formulado con aceite de coco (posee propiedades hidratantes tanto para la piel como para el cabello, además de ser fuente de vitamina E y proteínas) y enriquecido con manteca de karité y cacao (ambas con efecto regenerante y suavizante sobre las arrugas y estrías). Su formulación no puede ser mejor y su olor es flipante.

No posee parabenos, siliconas ni sulfatos siendo cruelty free. La cantidad es de 250 ml y se puede encontrar en Perfumerías Primor a un precio más que razonable: 12,95€ (pincha aquí).

Lo compre a principios de verano por lo que su consistencia era líquida (aceite), a día de hoy es más bien mantecosa a causa de la diferencia de temperatura. Lo he probado por activa y por pasiva tanto en el cuerpo como en el cabello y no es para mí.

A modo de mascarilla capilar me engrasa mucho el pelo, y eso que solo me lo aplicaba en las puntas. No notaba una mayor nutrición por lo que lo descarté enseguida para este fin. Como hidratante corporal sí que apreciaba algo más de acción pero me sentía muy pringosa y me resultaba pesado. Viendo este percal, ni me plantee aplicarlo en el rostro.

Igual no he sabido utilizarlo correctamente pero no me termina de gustar por lo que se lo daré a alguien que le dé un mejor provecho (y me da pena porque me gustaba mucho la formulación).

MAKEUP

BLUSHER BRUSH DE W7 (*)

Llegó a mí en uno de los eventos patrocinados por Perfumerías Primor (pincha aquí). Se trata de una brocha específica para aplicar el colorete y, por la forma y sus cedras sintéticas y compactas, me parece idónea para aquellos que son en crema.

Aún así, como no disponía de un producto de este estilo, pregunté qué otro tipo de uso podía darle y muchas me recomendasteis que para las bases fluidas iba muy bien. Lo probé en varias ocasiones pero me dejaba un resultado muy feo, como a parches, muchas rayas… De todo menos bonito…

Pienso que no sé utilizar este tipo de herramientas con un mango tan incómodo desde mi punto de vista, y me resulta complicado que el acabado quede como yo quiero. Así que… ¡Descartado!

BASE DE MAQUILLAJE DERMABLEND 3D CORRECTION DE VICHY

No sé si os acordaréis pero tuve un flechazo con esta base en su día. Me parecía una pasada porque así lo es. La utilizaba para eventos en los que quería que la base estuviera inamovible y ésta cumplía perfectamente con su función (pone que dura hasta 16 horas). Se fundía muy bien con mi piel y daba un aspecto muy pulido.

El envase la describe como un fondo de maquillaje activo alisador y corrector. Su textura es bastante densa pero con poca cantidad conseguía difuminarla y quedaba muy muy bonita. ¿Dónde está la pega? Que empecé a usarla a diario por temas laborales y… ¡Error!

Comenzaron a salirme un montón de granitos en la cara cuando yo en la vida he tenido brotes de ese tipo (exceptuando los días reglosos). Cada vez aparecían más y era un no parar. Para cuando me di cuenta de que era la base, ya llevaba una temporada usándola y el efecto desde que empezó hasta que conseguí erradicarlo fue bastante largo (para las interesadas en cómo mejorar el aspecto de la piel a causa de un brote granudo, pinchad aquí).

Mi sabiduría adquirida basada en la experiencia es que es una base demasiado obtusa como para utilizar diariamente. Esto conllevaría el taponamiento de poros y, como consecuencia, mi cara hecha un cristo.

Por este motivo dejé de utilizarla y no volveré a ella por miedo a pasar por lo mismo 🙁 .

CORRECTOR: NATURAL FIX CONCEALER DE IDENTY BEAUTY (*)

Ya os lo conté en su post correspondiente (pincha aquí) en el que Identy Beauty se acababa de estrenar como marca y me hizo llegar sus primeros artículos. Eran dos bases (una mate y otra glow) y su corrector, con el que no me hago de ninguna de las maneras.

Es muy denso (a pesar de que lo describen como fluido), difícil de trabajar y se me queda parcheada la zona. Me reseca y no me gusta nada el acabado que deja. Igual es que no lo sé trabajar con los dedos ni con ningún tipo de herramienta… En definitiva, que no es para mí.

LABIAL MATTE SHAKER “MAGIC ORANGE” DE LANCOME (*)

Quizás recordéis este producto de “las decepciones del año pasado” (pincha aquí). Lo he querido volver a incluir porque lo he probado utilizando otras metodologías y no me ha funcionado.

Lo describen como líquido y mate opaco cuya fórmula está diseñada para que tenga el doble de color que una barra normal siendo ésta mucho más fina. Para utilizarlo, primero hay que agitar fuertemente el producto y después aplicarlo sobre los labios abriendo la tapa y utilizando su almohadilla, la cual estará impregnada.

Basado en mi experiencia, en cuanto a la intensidad de la coloración es algo pobre por lo que hay que aplicarlo varias veces. En su día, me resecó muchísimo por lo que le he dado unas cuantas oportunidades aplicando primeramente un bálsamo o una prebase pero seguíamos en las mismas, algo más llevadero.

No obstante, esto no tiene porqué pasarle a todo el mundo. Conozco a chicas que los han utilizado y no han tenido ningún problema al respecto. Igual fue el estado de mis labios en ese determinado momento o que el tono en concreto que yo tengo es algo especial. La conclusión es que no lo utilizaré por si acaso.

LABIAL ROUGE COCO “440: ARTHUR” DE CHANEL (*)

Nos lo dieron a todas las asistentes del evento realizado por Perfumerías Primor (citado anteriormente) y me flipó en su momento tener un labial tan icónico y bonito. Se llama Arthur y a simple vista es el clásico rojo que seduce a cualquiera. ¡Una preciosidad!

El problema radica en que no es mate, sino más bien satinado cremoso y cuya pigmentación no dura más de dos horas aplicado. Es una pena porque queda de maravilla pero no me conquista, así que otra persona (tal como mi madre) seguro que le da más uso que yo.

Y hasta aquí termina este último post recopilatorio del año 2018. Espero que os haya gustado y lo dicho, que ninguna marca que me lea (si es que tengo el honor de que se dejen caer por aquí) se sienta ofendida. Simplemente, son mis opiniones y experiencias con unos determinados productos que, por lo que sea, no son de mi agrado, no me han funcionado o no me terminan de convencer.

Aún así, espero que esta entrada les sirva a modo de crítica constructiva si es que ayuda a mejorar alguno de los aspectos que he descrito en esta publicación.

¿Cúales han sido vuestras decepciones del 2018?

Muchísimas gracias por leerme y dedicarme unos minutos de vuestro tiempo. ¡Sois amor del bueno!

¡Qué disfrutéis del Martes!

¡Besitos!

PD: Consulta mi Código de Confianza (pincha aquí).

4 comentarios en “DECEPCIONES 2018

    1. Y yo en mi madre jajajajaja. Ella no es muy de rojos pero como no queda extremadamente intenso y se disipa enseguida pues seguro que le da más movimiento que yo XD.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.