THE ORDINARY: NATURAL MOISTURIZING FACTORS + HA

¡Buenos días!

Hoy os traigo una reseña de un producto que me ha sorprendido muchísimo. A pesar de que la firma es más que conocida, en mi caso, aún no había tenido la oportunidad de probarla por lo que el descubrimiento llega por partida doble.

¿Queréis saber más?

Llegó a mis manos gracias a un trueque con la preciosa de Jen (@jen_cmr), la cual posee en su blog un post de lo más explicativo de todos los productos habidos y por haber de esta marca: os dejo el enlace por si os apetece echar un vistazo (pincha aquí). Estaba falta de una hidratante (ya que la mía de por aquel entonces se encontraba en las últimas) y ella disponía de víveres así que se plantó en mi casa con la protagonista de hoy.

Como he dicho antes, aún no me había estrenado con una de las firmas incluidas en el grupo Deciem: The Ordinary por lo que me hizo más ilusión todavía. Lo que caracteriza a esta empresa es que son productos al alcance de todos los bolsillos con la particularidad de que son materias primas de calidad. Para que nos entendamos: alta cosmética pero a un precio real y adecuado en el que no intervienen los incrementos comerciales y/o publicitarios.

Esto está fenomenal porque nos podemos cuidar la piel de la mejor forma posible sin crear un agujero negro en nuestra cuenta bancaria. Interesante, ¿verdad? Dicho esto, prosigo con la reseña 😉 .

Natural Moisturizing Factors (NMF) + HA es una crema muy completa que ofrece una hidratación no grasa al mismo tiempo que protege nuestra piel. Es cruelty free al igual que libre alcoholes, aceites, siliconas y gluten. También, apta para veganos.

Veamos su formulación:

Aqua (Water), Caprylic/Capric Triglyceride, Cetyl Alcohol, Propanediol, Stearyl Alcohol, Glycerin, Sodium Hyaluronate, Arginine, Aspartic Acid, Glycine, Alanine, Serine, Valine, Isoleucine, Proline, Threonine, Histidine, Phenylalanine, Glucose, Maltose, Fructose, Trehalose, Sodium PCA, PCA, Sodium Lactate, Urea, Allantoin, Linoleic Acid, Oleic Acid, Phytosteryl Canola Glycerides, Palmitic Acid, Stearic Acid, Lecithin, Triolein, Tocopherol, Carbomer, Isoceteth-20, Polysorbate 60, Sodium Chloride, Citric Acid, Trisodium Ethylenediamine Disuccinate, Pentylene Glycol, Triethanolamine, Sodium Hydroxide, Phenoxyethanol, Chlorphenesin.”

Como podéis observar, contiene un listado de ingredientes que atrae nuestra atención. Encontramos ácido hialurónico, múltiples aminoácidos, ácidos grasos, triglicéridos, urea, ceramidas, fosfolípidos, glicerina y sacáridos entre otros. Todos ellos son componentes que tenemos normalmente en nuestra piel y se engloban en el concepto de: Factores Naturales de Hidratación. ¡Mejor imposible!

En conjunto, hace que este producto aporte hidratación inmediata y continuada a lo largo del día, la cual se mantendrá en el tiempo con su uso habitual. La unión de dichos factores junto con el ácido hialurónico dan lugar a una barrera que se encarga de evitar la pérdida de agua de nuestras células y que, al mismo tiempo, nos protege.

En cuanto a la textura, es densa a la vista pero no grasienta. Cuando empezamos a expandirla se aligera absorbiéndose rápidamente dejando una sensación muy agradable. Se extiende muy bien y con poca cantidad es suficiente para todo el rostro. La piel se queda muy suave y sin rastro de pegajosidad. ¡Me encanta! Se puede aplicar tanto por el día como por la noche, aunque en mi caso la utilizo por las mañanas.

No tiene fragancia, el color de la crema es blanca opaca y su caducidad viene dada por el PAO del envase. A modo de curiosidad, me deja el rostro tan sumamente confortable y preparado que cuando aplico posteriormente la base de maquillaje (sea cual sea) queda muy muy bonita.

El cuanto al packaging es sencillo, reconocible y de plástico. De esos formatos en el que debemos apretar para hacer salir el contenido. Eso me gusta mucho porque controlamos muy bien la cantidad a utilizar a la vez que se mantiene en perfectas condiciones, siendo todo más higiénico. Por otro lado, el material del envase es bastante blando lo cual se traduce en que, cuando ya no podamos aprovechar más producto del modo convencional, con el uso de una tijeras tenemos la solución más que asegurada.

La cantidad que posee es de 30 ml pero existe un formato de 100 ml que sale mil veces más rentable si os gusta esta crema. Mi recomendación es que probéis primero con el de menos volumen para ver si se adapta a vuestro tipo de piel y, si os flipa como a mí, que os tiréis de cabeza a por el grandote.

En cuanto al precio, el pequeño cuesta 5,80€ y podéis encontrarlo en distintos sitios (pincha aquí y aquí). En cambio, el grande vale 7,70€ y sólo lo he visto en la página oficial de The Ordinary (pincha aquí).

Y hasta aquí puedo decir por lo que pongo punto y final a este post. Espero que os haya gustado y resultado interesente. Hacer un pequeño inciso y añadir que The Ordinary tiene en total tres vías de hidratación en cuanto a formato crema se refiere (según he entendido en su página web), y esta es una de ellas. Os aconsejo que investiguéis y escojáis la que más se adecue según vuestras necesidades. Ésta me vino de casualidad y por suerte me ha ido de perlas 😉 .

Desde aquí, agradecer mi preciosa Jen que me haya dado la oportunidad de probar este producto. Me ha descubierto una marca en la que seguro que sigo probeteando e investigando entre sus tesoritos 🙂 .

A mis queridos cucuruchitos, os doy las gracias infinitas por estar siempre ahí, leerme, comentarme y dedicarme unos minutos de vuestro tiempo. ¡Vivo in love con vosotros! ♥♥♥

¡Qué disfrutéis del fin de semana!

¡Nos leemos próximamente!

¡Besitos!

4 comentarios en “THE ORDINARY: NATURAL MOISTURIZING FACTORS + HA

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.