DESCUBRIENDO LUGARES: EL AZUD DE TUÉJAR

¡Buenos días!

Os pongo en situación: a mi chico le encanta el monte, salir a hacer senderismo, encontrar rincones en los que el agua fluya y sentirse rodeado de naturaleza. A mí no me desagrada, no soy la más exploradora del universo pero sí que me gusta salir a respirar aire puro y rodearme de parajes a los que no estoy acostumbrada.

Por ello, he pensado en mostraros estas escapadas por si os apetece tener una pequeña “guía” de lugares a los que ir para disfrutar de un paseo mientras gozamos de paisajes bonitos.

¿Preparados?

Un inciso antes de empezar: ¡soy muy patosa y miedica! No tengo ningún problema en admitirlo, quien me conoce está más que curado de espanto… Me gustan este tipo de experiencias pero seguras. Que no sean ni de escaladas, ni zonas muy escarpadas en las que tenga que lidiar con cuestas pedregosas cuyo mínimo descuido haga que me pegue un resbalón, caiga y me cabree. Pasear me encanta, pero despeñarme no.

Esto se traduce en que los sitios que muestre por aquí serán, normalmente, fáciles de hacer y llevar. Dicho esto, puedo empezar a relatar mi primera toma de contacto.

Como ya he dicho, mi hombre ha fichado unos cuantos lugares a los que le gustaría ir para pasar una mañana (o incluso un día) diferente. El primero al que nos aventuramos fue investigar el “Azud del río Tuéjar”.

Durante muchos años, existió una presa que recogía agua para la acequia mayor (de ahí el nombre que recibe este área) en un principio construida de cañas, maderas y estacas aunque, más tarde, pasó a ser de piedras de sillería, cal y canto. A día de hoy se trata de una plataforma de tierra donde correr, saltar y pasear rodeados de la naturaleza de un bello paisaje. Es aquí donde podemos ver las hermosas vistas que proporciona el nacimiento del río Tuéjar.

Lo más característico de este área recreativa es “El Pozo de las Escaleras” la cual es una pequeña piscina natural donde foráneos y vecinos podemos disfrutar de unas aguas limpias y cristalinas cuya peculiaridad radica en que, durante todo el año, nace con una temperatura constante de 18ºC. 

Aún así, la gente no se cortaba ni tres y se metía cual gladiador. ¡Se lo pasaban bomba! Nosotros nos mojamos los pies y parte de las piernas, pero no llegamos ni a los muslos… ¡Imaginaos lo fría que estaba! Ya puede ser buena para la circulación… Comentar que es importante que llevéis cangrejeras o escarpines ya que el suelo es pedregoso y resbaladizo.

El lugar es ideal para pasar el día ya que dispone de mesas de madera tipo merendero para llevar comida y hacer vida allí (sobre todo si hay niños de por medio). Eso sí, os aconsejo en ir con tiempo ya que al cabo de un rato aquello se llena rápidamente.

En esta zona también encontramos una Micro-reserva de Flora (conocida por el nombre “Riberas del río Tuéjar”) un espacio protegido, de gran valor paisajístico y natural donde se albergan distintas especies típicas tales como el chopo, álamo blanco, sauces, adelfa (o baladre), juncos e, incluso, secuoyas.

Sin embargo, no se queda nada corto cuando empezamos a hablar de fauna ya que podemos encontrar desde truchas, barbos y carpas hasta anguilas, salamandras, sapos y ranas. Decir que en la piscina mencionada anteriormente, algunos de ellos (mi chico, que es entendido en la pesca, dice que era carpas) no tenían ningún problema en nadar junto a nosotros, los humanos.

Nosotros chapoteamos pero decidimos explorar nuestros alrededores y dar un paseo disfrutando del paisaje.

Os informo de que, aunque no las hicimos por desconocimiento, existen rutas de senderismo que no tienen mala pinta: el Puente de Tudela o el Mirador de la Peña del Mediodía. Si las hacéis o las habéis hecho, me encantaría que me dejarais plasmada vuestra experiencia en los comentarios 😉 .

Y hasta aquí han llegado mis aventuras de exploradora amateur por hoy. ¡Espero que os haya gustado y entretenido! Lo dicho, tanto si lo conocíais como si no me gustaría mucho saber vuestra opinión (del sitio y de este tipo de entradas turísticas).

Muchísimas gracias cucuruchitos por pasar un rato conmigo, leerme, comentar y compartime. Siempre os lo digo, pero os adoro con locura y… ¡Os como con lomo! ♥♥♥

¡Qué tengáis un gran fin de semana!

¡Besitos!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.