RESTAURANTE MALAVESAT

¡Hola!

Estaba deseando escribir sobre este restaurante. Lo descubrimos mi chico y yo por casualidad y cada vez que podemos nos damos el capricho de ir. Advierto que se os va a hacer la boca agua por lo que recomiendo tener a mano pañuelos (o incluso una palangana) y/o algún aperitivo para engañar al estómago cuando os empiece a rugir…

¿Empezamos?

Ir a Valencia capital a cenar (que no comer, ahí no hay ningún problema) es una tarea que nos resulta tediosa por varios motivos. El tema aparcamiento está fatal (y más los fines de semana) e ir en transporte público también es un rollo porque cortan el horario de regreso demasiado pronto con lo cual si ese día, por cualquier circunstancia, tardan en servirnos estamos vendidos.

Teniendo en cuenta estas razones, cuando buscamos sitio nocturno donde tomar un bocado lo solemos hacer en nuestro pueblo. Ya habíamos pasado por delante de él en alguna ocasión y mi hombre, que también es de llenar el buche, lo fichó.

A la que me dí cuenta nos estábamos sentando en una mesa dispuestos a probar los manjares de su carta. He de confesar que no es la primera vez que vamos, pero sí que sólo tengo las fotos de nuestra última velada por lo que os tendréis que conformar con las imágenes que os voy a mostrar a continuación (aún así, sabed que he probado más cositas).

Malavesat es un restaurante de cocina mediterránea en el que puedes encontrar tanto tapeo, como bocadillos o hamburguesas e, incluso, platos combinados de exquisita presentación. Además, disponen de un menú diario de mediodía que no te dejará indiferente y a muy buen precio (unos 11-13€, aunque no lo recuerdo exactamente).

La decoración es muy molonga ya que combina lo rústico con un toque minimalista y fino. Las mesas bien dispuestas, paredes blancas, vigas de madera en el techo y todo iluminado con bombillas de esas gordotas que le proporciona modernidad al ambiente. El personal es súper amable y siempre está muy atento durante toda nuestra estancia.

Aquella noche, decidimos cenar de tapas por lo que pedimos una selección de platos que habíamos probado en anteriores ocasiones y que nos gustaron mucho, pero también nuevos para descubrir nuevas propuestas. Mientras nos preparaban lo escogido, nos sirvieron la bebida y nos invitaron a un aperitivo para ir abriendo boca.

Se trataba de Ajonesa casera acompañada de rodajas de pan. ¡Madre mía que rico estaba aquello! La textura era compacta pero a la vez ligera y esponjosa. ¡Una verdadera delicia!

Enseguida comenzó a llegar nuestro pedido. Empezamos por la Ensaladilla Rusa, solo digo que es de las mejores que me he comido en mi vida.

Todo bien mezclado, los ingredientes perfectamente desmenuzados y compactos. Como podéis observar, la presentan con un par de tortas (arriba y abajo) para aportar un toque crujiente junto con un langostino por persona y lascas de bacalao con un chorreón de aceite en la superficie. Además, sirven una cantidad bastante generosa así que… ¡No os la podéis perder!

Lo segundo que escogimos es la Ensalada de Espinacas con Burratina. Este tipo de queso italiano ya lo había probado hace unos años y en otras circunstancias (pincha aquí). Sabía que estaba de muerte, por ello, quise tomarlo con mi chico y así que él también lo probase. La sirven con hojas de espinacas, cebolla crujiente, tomate y crema de vinagre de módena.

La burratina se deshacía en la boca y, como comprobaréis, también ponen una cantidad más que aceptable. De haber sabido que iba a ser tan sustanciosa, puede que aquella noche no hubiéramos pedido tanta comanda. Lo único que no me encantó de este plato fue el tema de la cebolla crujiente, en cambio, a mi bombón sí.

Llegamos al turno del Pulpo a la brasa con Crema de Patata. ¡Una absoluta delicia! La carne bien tierna, la crema súper fina que junto con el pimentón y el aceite hace que se convierta en un manjar digno de dioses.

En este caso, no es que se estiren mucho en cuanto a proporción se refiere pero nosotros lo agradecimos en ese momento (teniendo en cuenta que estábamos hinchados y aún nos esperaba otro plato para culminar).

Finiquitamos la ronda de tapas con un Pan Preñao de Pollo. Cuando lo pedimos no sabíamos exactamente cómo iba a ser por lo que imaginaos la sorpresa al verlo. No nos lo imaginábamos tan llamativo y suculento. Os he hecho foto antes y después de abrilo.

¡Qué locura! Estaba a tope de salsa, mezclado con champiñones, calentito y muy muy jugoso. Además, el pan también estaba tremendo. Nos lo comimos porque no somos de dejarnos nada en el plato y, aunque estuviésemos a tope, es que no nos pudimos resistir.

Y, por supuesto, cuando voy con mi hombre no es capaz de decir que no a un postre y menos si lleva chocolate. Así que, pedimos un Coulant. Lo sirven junto a una bola de helado y, aunque no hice foto, suele estar en el punto justo por dentro para que al meter la cuchara se deslice el chocolate de su interior. ¡Muy rico!

No recuerdo el precio final de la cena, pero suele rondar entre los 15-20€ por persona más o menos. Teniendo en cuenta cantidad, presentación y servicio me parece más que aceptable.

Situado en la Calle Padre Méndez, nº57 en Torrent (Valencia). No poseen página web ni tampoco IG (por el momento) pero sí Facebook por lo que os voy a dejar su enlace pinchando aquí.

El veredicto es más que positivo. Me gusta muchísimo este restaurante y su comida es impecable. Todo casero, bien presentado, calidad en sus platos. ¡De diez! 🙂 .

Look escogido para la ocasión.

Y creo que no me dejo nada así que voy a dar por finalizado este post. Espero que os haya gustado y si venís a mi pueblo no se os olvide pasar por este sitio tan espectacular. Os pido disculpas si vuestra salivación ha aumentado leyendo estas líneas pero… ¡quién avisa no es traidor!

Mil gracias por dejaros caer por estos lares, comentar, compartir y, en definitiva, dedicarme unos minutos de vuestro tiempo libre. ¡Es todo un honor! ♥♥♥

¡Que disfrutéis del fin de semana!

¡Besitos!

4 comentarios en “RESTAURANTE MALAVESAT

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.