BILBAO: DÍA 3

¡Buenos días!

Nos encontramos en la mitad de este viaje tan maravilloso y fresco… ¡Aiis quién estuviera allí ahora! En esta ocasión, nos quedamos por la ciudad de Bilbao para pasearla y disfrutar de sus tesoros. Además, desvirtualizo a una persona muy bonita ♥.

¿Me acompañas?

Hoy el destino estaba más que claro, ¿os hacéis una idea de a dónde vamos? Comenzó el día con más frío del habitual y… lloviendo… Así que compré un paraguas en el primer sitio (aunque me lo podía haber ahorrado porque dejó de caer en cosa de diez minutos) que vi y proseguimos nuestro camino.

Decidimos llegar a nuestro objetivo bordeando la ría que atraviesa la ciudad a pie y apreciando el paisaje urbano que teníamos a nuestro alrededor.

El Ayuntamiento.

Lo guay que tiene Bilbao es que no es demasiado grande por lo que puedes ir andando a casi cualquier parte.

MUSEO GUGGENHEIM

Una media hora después, llegábamos a los exteriores del famoso Museo Guggenheim. Desde luego, en cuanto a diseño no tiene parangón. Es precioso por fuera, muy a diferencia de lo que podemos encontrar dentro.

Es obra del arquitecto estadounidense Frank Gehry y nos encontramos ante un ejemplo claro de la arquitectura más vanguardista del siglo XX. El edificio representa un hito arquitectónico por su configuración y diseño innovador. Crea una estructura escultórica y espectacular que se integra muy bien en la trama urbana de Bilbao y su entorno.

La primera vista que tenemos de esta construcción viene dada por su famosa “Mamá”, que es el nombre que recibe esta gran escultura con forma de araña de la artista francesa-americana Louise Bourgeois. Está realizada en bronce, acero inoxidable y mármol. Pesa 22 toneladas midiendo 10 metros de altura y 10 de diámetro.

A continuación, vemos “El gran árbol” obra de Anish Kapoor. Consta de 73 esferas reflectantes, de acero inoxidable, asentadas sobre tres ejes. La pieza recuerda el carácter efímero de nuestro mundo (eso he leído por ahí), en un juego en el que cada bola no sólo refleja las contiguas, sino que también se funde con el paisaje.

Continuamos paseando alrededor del museo y nos encontramos ante un espacio en el cual estaban dispuestas dos “foodtrucks”, una carpa y varias sillas. Esto se debía a la celebración de “The World’s Best Chefs” en el cual ponen comida y bebida los 50 mejores restaurantes de la zona. Va por horarios y nosotros, al salir del museo, pecamos.

Y, cómo no, teníamos que ver sí o sí el famoso West Highland Terrier gigante completamente cubierto de plantas en flor. Diseñado por Jeff Koons con la finalidad de atraer, suscitar optimismo e infundir “confianza y seguridad”. Me pareció majestuoso y muy bonito.

Una vez explorado el exterior, nos decidimos a entrar en el museo.

La entrada por persona cuesta 13€ y te incluyen un audioguia. El lugar dispone de tres pisos con diferentes salas en cada uno de ellos. No permiten hacer fotos cosa que no y sí entiendo. Me explico: las “obras” que recogen dichas paredes son bastante controvertidas. Algunas (que son las únicas que fotografié hasta que me llamaron la atención) son, a mi juicio, las que valían la pena ser vistas y se encontraban en el tercer piso.

En cambio, había otras que no me extraña que no quieran que salgan a la luz… Me pusieron la excusa de que es obra original del autor y que corrían el riesgo de plagio. Aún así, voy a dejar los enlaces de las obras que pude ver y fotografíar (son las que me gustaron, me parecieron originales y no me hicieron daño a la vista) para que leáis la descripción completa y descubráis sus autores.

La Gran Antropometría Azul. Pincha aquí.
Sin titulo. Óleo sobre lienzo. Siglo XVIII. Autor: Willem de Kooning.
Girasoles. Pincha aquí.
Ciento Cincuenta Marilyns Multicolores. Pincha aquí.
Nueve Discursos sobre Cómodo. Pincha aquí.

El resto de pisos y salas, me parecieron simples a la par que complejas, sin sentido e, incluso algunas, desagradables. Existía una exposición de “arte oriental” que para nada era bonita y mucho menos artística. Te encontrabas situaciones tales como una cama, cubierta con una sábana plateada y encima tenía colocados una pistola de agua, un peluche y figuras de plástico pequeñas de animales, pokemon, súper héroes… ¿hola?

Y lo peor, una pantalla plana, por delante y por detrás en las que salían imágenes de chinos (hombres por un lado y mujeres por el otro) desnudándose y haciendo orgías poniéndose unos encima de otros a modo montaña y uno dando ahí sin ton ni son… No sé, llamadme loca pero por muy moderno que sea yo no lo considero para nada arte.

Evidentemente, esto es una exposición con fecha de caducidad y menos mal… (pincha aquí). Claro está que no quieren desvelar nada de su contenido… ¿por qué será?

Enlaces de interés dentro de este lugar que aún son pasables: pincha aquí (hay varias de este estilo)aquí y aquí.

Luego había otras que, por lo menos, no eran desagradables aunque te sentías atrapado ya que se trataban de esculturas enormes que eran un laberinto muy chulo pero que, al recorrerlo, te entraba un poco de ansiedad. Esto se debe a que sus pasillos eran muy estrechos y el recorrido es bastante circular. Da la sensación de que es corto mas para nada lo es. Este caso en concreto no me disgustó, me pareció bastante original (pincha aquí).

Tulipanes. Pincha aquí.

Como conclusión, solo puedo decir que me sentí bastante despagada teniendo en cuenta el precio de la entrada y lo que vi allí dentro. No digo que todo sea un horror pero tres cuartas partes del museo para mí pasaron sin pena ni gloria. Igual no pillé las exposiciones transitorias más bonitas del mundo, no sé. Yo no volvería a repetir experiencia.

Una vez terminamos de culturizarnos, el hambre hizo su aparición por lo que decidimos ir a nuestro próximo destino.

MERCADO CENTRAL

Lo teníamos en frente de casa y nos comentaron que los pintxos que albergaban en su interior estaban de toma pan y moja así que¡Allá que fuimos!

También llamado el Mercado de la Ribera. Ubicado junto a la Ría de Bilbao en el casco viejo, es una referencia comercial para todo Bizkaia. Fue reconocido, en el año 1990, como el Mercado Municipal de Abastos más completo obteniendo un récord Guinnes, siendo el más grande que existe en Europa.

El interior del inmueble actual está repartido en dos plantas y los puestos de comida se situaban en la segunda así que… ¡escaleras mecánicas, llevadme al paraíso! No pudimos explorarlo mucho más porque teníamos el tiempo justo y las horas a las que llegábamos ya no quedaba nada de la esencia de un mercado como tal.

Como podéis observar estaba llenísimo de gente y los establecimientos no podían ser más espectaculares, repletos de pintxos a por doquier. ¡Nos pusimos morados!

Txerri Duck.

Vermuteka.
La bodeguilla.

Terminamos de comer y nos dirigimos a casa a echarnos una siestecita.

Llegó la tarde noche y mi hermana y yo ya teníamos una cita. La red social de IG te abre muchas puertas pero también te ayuda a conocer gente muy bonita repartida por el mundo. Es lo que pasó cuando por fin desvirtualicé a la preciosa de Helena (más conocida como @helenasunday). Tiene un estudio de maquillaje y es una excelente profesional (a sus trabajos me remito) por lo que te recomiendo que si necesitas maquilladora por esa zona, no dudes en ponerte en contacto con ella 😉 .

Me pareció una chica encantadora, majísima y muy muy guapa. No voy a desvelar su edad pero me quedé loca de lo bien que los lleva. De mayor quiero ser como ella, ahí lo dejo. Es un amor y me ha hecho muchísima ilusión conocerla al fin ♥.

EL FIGÓN

Fue muy atenta en todo momento, nos hizo de guía por la zona más nueva de la ciudad y nos descubrió un sitio de pintxos súper barato (a euro, no digo más) y donde también estaban buenísimos.

Entre unas buenas cervezas, mosto y comida a por doquier nos pusimos al día de nuestras vidas y de todo en general. Son encuentros muy satisfactorios en los que descubres personas muy chachis y Helena es una de ellas.

Una vez terminamos de zampar, había que dar un paseíto para bajar todo aquello.

ESTADIO DE SAN MAMÉS

A lo tonto y hablando por los codos llegamos al famoso estadio de fútbol: San Mamés. No eran horas y estaba cerrado por lo que lo único que podíamos hacer era… ¡fotografiarlo! (y de paso, a nosotras también).

Se nos hizo algo tarde por lo que nos despedimos con todo el dolor de nuestro corazón y nos fuimos dirección casa. ¡Fue un enorme placer conocerte bonita! ♥♥♥

NOCHE BLANCA

Ya nos comentó Lorena (@mynoisysecrets_blog) que aquella noche era… ¡la noche! La firma el 15 de Junio del año 1.300 de la Carta Puebla, supuso la fundación de la Villa de Bilbao, recordándose cada año con celebraciones al aire libre. Espacios y edificios emblemáticos de la ciudad ofrecen un aspecto distinto al habitual incluyendo música, artes escénicas, literatura y llamativos espectáculos de luz y sonido. ¡Una lástima que no hiciera vídeos! La ciudad lucía preciosa, llena de gente y con muy buen rollo.

Una vez terminamos de dotorear en nuestro camino de vuelta, llegamos a casa para disfrutar de un sueño reparador.

Y hasta aquí mi tercer día. Espero que os haya gustado y no os hayáis aburrido con tanto contexto cultural. En comparación al anterior (pincha aquí), éste se queda algo escueto en cuanto a imágenes de paisajes pero también tiene su encanto.

Mil gracias por leer mis crónicas turísticas. Sé que no suele ser la temática que más os gusta por lo que mi corazón se ensancha cuando me decís que os ha molado pasear conmigo por los lugares que visito.

¡Os espero en la próxima entrega!

¡Feliz fin de semana!

¡Besitos!

3 comentarios en “BILBAO: DÍA 3

    1. Mi Ana bonita! Me alegro de que te haya gustado. Me acabas de pillar redactando el último post de esta saga jajajajaja. A ver si me pongo las pilas y este Viernes lo tenéis disponible. ¡Mil gracias por pasarte amorcete!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.