ISDIN: FOTOPROTECTOR FUSION WATER Y FUSION WATER COLOR (*)

¡Buenos días!

Parece que el calor y el buen tiempo han llegado para quedarse por lo que, aunque deberíamos hacerlo durante todo el año, el tema de la fotoprotección tiene su pleno auge en cuanto los primeros rayos de sol acarician nuestra piel.

¿Queréis conocer a mis aliados?

Desde bien pequeñita, mi madre siempre utilizaba los productos de ISDIN para que mi hermana y yo no acabáramos a la plancha por lo que ha sido una de las marcas de confianza en casa. Más tarde, se me ocurrió la brillante idea de estudiar farmacia lo cual ha sido otra de las razones para mantener ese estrecho contacto descubriendo y probando sus productos de primera mano.

A día de hoy puedo corroborar que esta firma “escucha a nuestra piel” ya que sus innovaciones no tienen parangón. Están en constante movimiento de modo que consiguen cubrir las necesidades básicas que necesitamos contribuyendo a la mejora de la calidad de vida de las personas. Para ISDIN, es fundamental la colaboración con los profesionales de la salud y la comunidad científica. Destacan mediante un equipo de profesionales que aportan su criterio en la toma de decisiones y desarrollo de nuevos proyectos.

Otra caracterísitca de dicha compañía es que su vocación es el tratamiento (curación, prevención y mantenimiento) de la piel. Combinan la eficacia y la sensorialidad en sus productos para que funcionen y además gusten al público. De esta forma, abordan las principales afecciones y sus necesidades mediante la emoción de utilizar un cosmético de calidad.

Es normal que mi madre confíe tanto en ellos, ¿verdad? Cierto es que se han ganado la fama que tienen tanto por su trabajo duro día tras día como por su talento, carácter y compromiso que les define como una de las marcas líder en cosmética farmacéutica.

En esta ocasión, vengo a hablaros de un artículo icónico dentro de su cuidado y protección facial: Fotoprotector ISDIN Fusion Water.

Es el primer fotoprotector facial de base acuosa (no oleosa, por lo que es oil-free) que ofrece una muy alta protección frente a los rayos: UVB/UVA, HE-VL e IR-A de forma invisible, fresca y de absorción inmediata. De uso diario, con texturas fluidas y de acabado seco (muy importante de cara al verano) que controla y reduce la oleosidad de la piel. Otra característica importante es que contiene la tecnología Safe-Eye Tech lo que significa que no produce picor en los ojos, además de estar testados oftamológicamente.

Ambos tipos poseen ácido hialurónico y antioxidantes tales como la vitamina E, lo cual nos aportan un cierto poder antiedad y sensación de “hidratación” dejándonos el rostro elástico y confortable. Están creados para todo tipo de pieles (incluso las mixtas y grasas) y son no comedógenicos (es decir, no producen granitos).

Su fórmula está diseñada para que sea eficaz en piel mojada (ya sea por baño o sudor) por lo que son resistentes al agua. El SPF es de 50+ por lo que estamos sobradamente protegidos durante un buen rato.

El modo de empleo es muy fácil: se aplica de manera generosa sobre la piel una media hora antes de la exposición solar. Más tarde, se debe volver a reaplicar aunque hayamos transpirado, secado con una toalla o salgamos del agua. Sé que esto es un coñazo cumplirlo en el caso de que vayamos maquilladas, por lo que os dejo el enlace a un producto que viene de perlas para estos casos: pincha aquí.

Como bien sabéis, existen dos formatos aunque sus características y funciones son prácticamente las mismas (citadas en los párrafos anteriores). Por ello, voy a separar ambos productos basándome en mi experiencia personal.

FOTOPROTECTOR ISDIN FUSION WATER (*)

Tengo el formato antiguo por lo que su diseño está desfasado pero lo que importa es el interior, ¿no? Llegó a mí en una de las tantas formaciones que los laboratorios ISDIN dan a nosotros los farmacéuticos y, al principio, he de confesar que me daba un poco de miedo utilizarlo.

Los productos con factor de protección tienden a engrasarme la piel por lo que no las tenía todas conmigo cuando este artículo cayó en mis manos. Esa sensación desapareció cuando lo utilicé por primera vez. 

La textura es muy ligera, casi líquida ya que se fluidifica enseguida de tal forma que se absorbe rápidamente dejando un acabado completamente seco y suave. ¡Una verdadera pasada! Es de un color blanquecino que se vuelve invisible nada más lo extiendes. Lo mejor es que no deja residuo ni restos del fotoprotector (que hay veces que nos quedamos más pálidas y grasientas al utilizarlos). Es increíble que un producto de estas características consiga convencerme al 100% en cuanto a resultados se refiere.

Su composición es la siguiente:

“Citric AcidCitric Acid, Aqua (Water), Ethylhexyl Methoxycinnamate, Butylene Glycol, Propylene Glycol, Polymethyl Methacrylate, Dimethicone, PEG-8, Butyl Methoxydibenzoylmethane, Ethylhexyl Triazone, Silica, Phenoxyethanol, Titanium Dioxide, Acrylates/C10-30 Alkyl Acrylate Crosspolymer, Tocopheryl Acetate, Allantoin, Ethylhexylglycerin, Parfum (Fragrance), Sodium Hyaluronate, Sodium Hydroxide, Carbomer, Disodium EDTA, Tocopherol, BHT, Ascorbyl Palmitate, Ascorbic Acid, Citric Acid” .

No es que me encanten todos sus ingredientes (las cosas como son) ya que posee más cantidad de fragancia que de ácido hialurónico por poner un ejemplo. Aún así, correremos un túpido velo teniendo en cuenta que los resultados son tan estupendos.

El packaging es básico, de color azul grisáceo, con el logo de la marca en primera plana y tapa traslúcida. Se trata un envase de plástico duro cuya  cantidad es de 50ml y su precio varía según donde lo compréis. En el sitio en el que lo he visto más barato es en Perfumerías Primor (pincha aquí).

FOTOPROTECTOR ISDIN FUSION WATER COLOR (*)

Me quedé loca cuando llegué a casa de mis padres y encontré un paquetito de los bonitos de ISDIN esperándome para que lo abriera. No me avisaron del envío por lo que la sorpresa fue aún mayor. ¡Mil gracias! ♥

Si el normal me había gustado tanto, la novedad no iba a ser menos. Aunque tenía mis reparos ya que soy blanca como la leche y  los formatos que llevan coloración me dan mucho respeto tendiendo a generarme rechazo.

Que ISDIN me mandara su producto era la excusa perfecta para quitarme esa coraza y comprobar si mis dudas eran infundadas o reales. La textura es un pelín más densa que su primo hermano pero se expande la mar de bien y deja el mismo acabado seco y mate con la diferencia de que éste aporta color. Pero lo mejor es que esa sensación tan placentera de cero pegajosidad se mantiene a lo largo del día. ¡Una pasada!

Tampoco os creáis que os va a cubrir las imperfecciones ni mucho menos pero sí que las disimula ligeramente (necesitaréis igualmente el uso de un corrector) unificando el tono de la piel de una forma bastante saludable. Me explico: no amarillea ni me deja un tono a nivel de los Simpsons, lo cual me sorprendió porque era mi temor más profundo.

Cara lavada. Sin nada.

Al principio me la apliqué con las manos, restregando lo máximo posible para que el producto no me quedara a parches. A pesar de haberlo extendido todo lo que pude, el acabado no me convencía. En ese momento, se me encendió la bombilla y me dije: “¿por qué no utilizas una brocha tupida, compacta y limpia para esparcir los restos?”

Y eso fue lo que hice. El resultado fue muy natural y bastante guay, tanto que muchas veces me saca de apuros cuando voy con el tiempo justo para maquillarme como es debido. No os penséis que lo uso a modo de base de maquillaje, pero sí que es cierto que es un gran aliado cuando no queremos aplicar un producto como tal y aportar algo de tonalidad a nuestra piel, con el incentivo de que te protege en grado máximo de los efectos dañinos del sol.

Con el Fotoprotector Fusion Water Color.

Ante la duda (como me ha pasado a mí), os aconsejo que vayáis a vuestra farmacia de confianza y pidáis muestras para comprobar que el tono es el idóneo y os queda bien. De este modo vais a lo seguro 😉 .

La formulación y el packaging es idéntico al anterior solo que con una carátula más modernizada. También posee 50ml y su precio varía en función del sitio donde lo compréis (pincha aquí).

Como conclusión, puedo afirmar que ambos productos me parecen impresionantes tanto por propiedades como por acabado. Desde luego, se han convertido en mis fotoprotectores favoritos y sé que les voy a dar mucha caña a lo largo del año. ¡Me han encantado! 🙂 

Fin. Espero que os haya gustado, servido y sido útil de cara al verano y al resto de estaciones ya que el sol acecha desde cualquier esquina o, en su caso, nube. Para cualquier duda ya sabéis que podéis preguntarme lo que queráis en los comentarios.

Desde aquí, agradecer a ISDIN la confianza depositada en mí para probar sus productos y nuevos lanzamientos. ¡No quepo en mi cuerpo de la emoción! Para una humilde farmacéutica como yo, es todo un honor.

Me voy a despedir ya que si no esto se hace muy largo… Mil gracias a mis cucuruchitos por leer, comentar, compartir y por hacer que me pasen cosas tan irreales como éstas. ¡Os como con lomo! ♥♥♥ 

¡Qué tengáis un estupendo fin de semana!

¡Besitos!

PD: Consulta mi Código de Confianza (pincha aquí).

4 comentarios en “ISDIN: FOTOPROTECTOR FUSION WATER Y FUSION WATER COLOR (*)

    1. Yo también! Ya me tenía encandilada el año pasado y la nueva versión más todavía si cabe 😊😊😊. De todas formas, pide muestras y pruébalo primero para cerciorarte 😉. ¡Besitos! 😘😘😘

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.