PACO PERFUMERÍAS: UNA TARDE CON MAMÁ

¡Buenos días!

El Domingo no es mi día de publicación pero vuestros deseos son órdenes para mí así que os voy a relatar una experiencia muy chula que tuve el placer de compartir con las mujeres más importantes de mi vida.

El destino es muy caprichoso y quizás la suerte últimamente está de mi lado porque fui la ganadora del sorteo que Paco Perfumerías lanzaba en su Instagram (pincha aquí) con motivo de la celebración del día de la madre.

¿Qué hicimos?

La forma de participar era rellenando un formulario linkeado directamente desde un stories. No sé si muchas bloggers de Valencia lo tenían pero yo lo hice a través del enlace ofrecido por la guapa de Ana María (@anniegarmar) y… ¡Me tocó!

Al poner los datos nos decían que, si era una de las ganadoras, se pondrían en contacto contigo a través de teléfono o email. Casualidades de la vida que, al día siguiente de mi participación, me encuentro dos llamadas perdidas de un móvil al cual le devuelvo el toque. Sorpresa la mía al contestarme una de las trabajadoras de Paco Perfumería diciéndome que me apuntaban en el lista tanto a mí como a mi madre y mi hermana para asistir al evento que tenían preparado para nosotras.

Participaban pocas tiendas de la cadena y, por horario, nos venía mejor la situada al lado de la Plaza de Toros de Valencia así que quedé con las mujeres de mi familia y allá que nos fuimos.

El evento comenzaba a las 19:00 horas, nosotras fuimos puntuales pero dicho acontecimiento aún no lo tenían listo por lo que nos tocó esperar un buen rato. De todas formas, tuvimos tiempo de ver que no éramos las únicas ganadoras y que habían más madres e hijas aguardando qué nos tenían preparado. También aprovechamos para dotorear los stands de maquillaje que nos rodeaban.

A las 19:30 horas, nos indicaban el camino a seguir para disfrutar de nuestro premio. Subimos unas escaleras y nos encontramos ante una estancia muy bonita, amplia y bien decorada. Una mesa enorme en la que nos esperaba un picoteo de lo más suculento (que no pude degustar ya que ese día estaba fatal de la tripa y todo lo que comía me sentaba mal), unas sillas y unas cuantas de sus trabajadoras sólo para nosotras.

Las chicas rompieron el hielo hablando y ofreciéndonos el piscolabis a la vez que pedían voluntarias para un desmaquillado y un look chachi utilizando productos de alta cosmética entre los que se encontraban firmas como Dior, Chanel, Elisabeth Arden, Payot, Stendhal… Un despliegue de medios en toda regla. Como brochas utilizaban las de Beter Elite.

Además, disponían de una camilla en la que realizaban tratamientos faciales por lo que una de las mamis aprovechó la ocasión.

Mi hermana se puso morada con el catering, así que es la que me dio la información acerca de él. Se trataba de bocadillitos variados que estaban riquísimos, sencillos pero muy buenos. De bebidas había un buen surtido ya que nos encontrábamos tanto agua como zumo y champagne.

Mi madre y yo preferimos que nos maquillaran por lo que enganchamos a una de ellas y la retuvimos hasta que finalizamos ambas. Durante el proceso de espera de mi turno, me dediqué a hacer fotos, charrar y reír con mi hermana y ver lo bien que estaban dejando a mi progenitora. ¡Quedó estupenda! ¡La más guapa del mundo!

A continuación, llegó mi momento. La chica que nos acompañaba, me hizo un look básico con eyeliner utilizando una sombra negra, máscara de pestañas verde, cejas y labios nude. Según mi madre estaba muy guapa y cuando os enseñé el resultado os encantó mas yo no estaba del todo convencida. No porque la combinación no me gustase, salía de mi zona de confort y eso siempre me mola pero igual no me maquillaron de la forma en la que lo hago yo y me vi “rara”.

Las cejas (aunque digáis que no y os molara el resultado cuando lo enseñé) parecía un hombre e igual la chica hizo lo que pudo teniendo en cuenta que no tengo una forma definida (a día de hoy van al libre albedrío), en definitiva, extraña. 

Antes de que me maquillasen.

Aún así, tengo en mi mente recrear de nuevo la propuesta ya que creo que se le puede sacar mucho más jugo y porque quiero de una vez por todas aprender el tema cejas, que lo tengo atravesado.

Después de tanta atención, aprendizaje y mimos nos llevamos algunos tesoritos a casa aprovechando los descuentos exclusivos que la tienda había preparado para nosotras. Mi madre tuvo el detalle inmenso de obsequiarme con el producto que más me había sorprendido de todo el look: el labial Pale Petal de Elisabeth Arden (pincha aquí) y también cargó de lo lindo para ella. Estoy deseando pillarla por banda y ponerla a practicar con todo lo que se compró…

Y creo que ya es hora de ponerle punto y final a este post. Espero que os haya gustado el relato de la experencia y parecido ameno. Este tipo de iniciativas por parte de las tiendas con sus clientes creo que son los detalles que hacen que, a la hora de comprar algo, los tengas en cuenta por lo que… ¡Olé!

Desde aquí agradecer a Paco Perfumerías el trato recibido, la amabilidad y la atención recibida. También los consejos beauty que aprendimos y lo bien que lo pasamos. Es una forma preciosa de hacer planes diferentes con nuestras madres y eso mola mucho.

No sé si me leerá pero… ¡Tengo la mejor madre del mundo y la quiero con toda mi alma! ♥♥♥. Así que por más planes juntas las tres que falta nos hacen, ahí lo dejo. 

¿Vosotras habéis hecho o estáis haciendo algo especial con las vuestras?

Dejádmelo escrito en los comentarios que me hace mucha ilusión saberlo (si os apetece ponerlo, claro).

¡Qué disfrutéis del Domingo y de vuestras mamis!

¡Feliz Día de la Madre!

¡Besitos!

2 comentarios en “PACO PERFUMERÍAS: UNA TARDE CON MAMÁ

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.