ISDIN: SUN BRUSH MINERAL SPF 30 (*)

¡Hola!

Me moría de ganas por hacer este post. Es de las primeras veces que una firma se pone en contacto conmigo para obsequiarme con uno de sus productos y que haya sido ISDIN aún me llena más. Como sabéis, soy farmacéutica y dicha marca es una de las más consolidadas dentro de este sector por lo que me complace un montón presentaros este producto.

¿Preparadas?

Con motivo de San Valentín, este producto llegó a mis manos (pincha aquí). Ya lo conocía, obviamente, porque trabajo en una farmacia pero no había tenido la oportunidad de incluirlo en mi rutina diaria de una forma más constante. Gracias a ISDIN, tengo solucionado el problema.

Sun Brush Mineral se trata de una brocha fotoprotectora facial de uso diario. Ofrece una alta protección invisible ya que no aporta color, aplicable tanto antes como después de maquillarnos. Su textura es en polvo por lo que matifica y deja respirar la piel (ultraligera) dejando un acabado natural. También posee reflectores de la luz lo cual hace que nuestra piel se vea más lisa y sin arrugas (confiriéndole un cierto poder antiedad). Y para culminar con este artículo todoterreno, además contiene activos antipolución los cuales nos protegen de los contaminantes ambientales. ¡Esto sí que es una brocha!

Pasemos a dotorear su formulación:

“Mica, Titanium dioxide, Dimethicone/Vinyl dimethicone crosspolymer, Silica, Polymethylsilsesquioxane, Calcium silicate, Triethoxycaprylylsilane, Lauroyl lysine, Stearic acid, 1.2-hexanediol, Caprylyl glycol, Benzylidene dimethoxydimethylindanone [+/- may contain: CI 77492 (Iron oxides), CI 77499 (Iron oxides)]. “

Como el título indica, este producto posee un SPF 30, es decir, una protección alta frente a las radiaciones UVA y UVB (de amplio espectro) que es conferida por los filtros 100% minerales (libres de talcos, tintes y fillers) que podemos observar al principio del listado de ingredientes como el dióxido de titanio.

La denominan Prêt-a-porter a causa de que es una reaplicación fácil y cómoda. Esto se debe a que es portátil (llevarla en el bolso es una gozada), ideal para utilizar durante todo el año y en cualquier situación. Una protección de retoque que se adapta a todo tipo de pieles con o sin maquillaje de por medio.

Es hipoalergénico, no produce la retención sebácea ni la aparición de granitos en la piel (no comedogénico) y es apto para pieles sensibles, atópicas y reactivas. Además también es resistente al agua y su fórmula es biodegradable.

El packaging me parece una pasada. En un extremo, se encuentra la tapa con la brocha la cual está cubierta primeramente con una barrera protectora. Y en el otro, observamos el polvo protagonista de todos los beneficios que proporciona este artículo. El envase es de plástico duro metalizado y opaco exceptuando la última parte que nos permite ver la cantidad de producto que nos queda a medida que lo vamos utilizando.

Una vez abierta, pasamos a describir la brocha. Primeramente, vemos que contiene una goma, la cual hay que eliminar para comenzar su uso (en las imágenes no aparece porque se la quité antes de hacer las fotos), y un plástico protector que hay que bajar. De pelo sintético de tal forma que garantizan la máxima higiene, sin embargo, es bastante suave. Sus cerdas son de color blanco a priori, aunque con el uso continuado adquieren el tono del polvo en cuestión mas no pasa nada ya que éste es residual y no se pierde (se reaplicará en la siguiente toma de contacto). Su uso máximo son 60 aplicaciones.

Es aconsejable no lavarla ya que las partículas podrían mojarse, además tampoco es necesario porque se mantienen conservadas. No obstante, es recomendable utilizar un pañuelo para limpiar la brocha y así eliminar el exceso.

El modo de empleo es muy sencillo: primero bajamos el plástico transparente, quitamos la goma y aplicamos la brocha sobre la mano haciendo movimientos circulares hasta que los minerales empiecen a fluir. Este paso cuesta un ratito así que… ¡paciencia! Después, pasamos al rostro y realizamos la misma acción deslizando de forma uniforme y generosa. También podemos usarlo en cuello, escote y manos. Siempre sobre la piel limpia, hidratada y seca. Se puede utilizar varias veces al día, mínimo cada dos horas.

Su cantidad es de 4 gramos y su precio varía al tratarse de un producto de parafarmacia por lo que tendréis que comparar en vuestras farmacias más cercanas o en páginas web. El recomendado por la firma es de 29,55€ pero lo dicho, investigad.

Llevo un par de semanas con él y puedo afirmar que estoy encantada aunque pienso que será mejor aliado aún en verano. Mis sensaciones cuando lo utilizo es que un fino velo de polvo recubre mi rostro, no lo acartona ni lo deja tirante. Tampoco modifica el color del maquillaje lo cual es un plus muy importante para mí. Como promete, es la comodidad hecha fotoprotección porque es un gesto que cuesta menos y nada realizar y tienes la seguridad de que vas protegida durante todo el día indiscutiblemente, ya que va contigo a todas partes y puedes reaplicar siempre que quieras.

Con el tema arrugas no puedo decir mucho ya que aún no tengo la edad para afirmar esas premisas. Eso sí, al ser matificante estoy deseando que llegue el buen tiempo para ver cómo se comporta en mi piel y si me aguanta los brillos por lo que es muy probable que modifique esta entrada cuando lo ponga a prueba en estaciones estivales. ¡Tranquilidad, os avisaré!

Desde aquí, agradecer enormemente a la firma ISDIN su confianza depositada en mí para analizar uno de sus productos desde mi punto de vista como clienta y utilitaria.  A pesar de que no me dijeron en ningún momento que realizase un post, me hacía mucha ilusión y me apetecía compartir con vosotras mi experiencia con este artículo de fotoprotección tan icónico. Lo dicho… ¡Muchísimas gracias! ♥♥♥

Con esto y un bizcocho, pongo punto y final. Espero que os haya gustado la entrada y resultado interesante. Como sabéis, hay que protegerse de las agresiones solares (aunque sean mínimas) durante todo el año. Son la causa de envejecimiento más potente junto con respirar así que, como ésta última es imposible detenerla, hagamos por mantener a raya el resto, ¿no?

Mis queridos lectores, una vez más tengo que agradeceros vuestro paso por este pequeño espacio y tiempo empleado en leer mis entradas. Nadie como yo sabe lo que es valorar cada segundo por lo que dediquéis unos cuantos en ver lo que escribo… ¡No tiene precio! ¡Os adoro! ♥♥♥

¡Qué tengáis un gran Viernes!

¡Besitos!

PD: Consulta mi Código de Confianza (pincha aquí).

5 comentarios en “ISDIN: SUN BRUSH MINERAL SPF 30 (*)

  1. Creo que debería dejar de leer tu blog porque es ansia tras ansia lo que siento al leerte, preciosa. ¡¡De verdad!! Cómo puede existir algo tan perfecto para las anti cremas solares como yo. Como te he comentado por IG, soy malísima a la hora de aplicarmelas por la textura, acabado y cómo se sienten en la piel y el resultado es que no me la cuido como debería y quemaduras si paso más de 10 minutos al sol, literalmente. Así que una solución así que además aporta tantos otros beneficios me parece una pasada. ¿Lo tienen de más SPF o es el más alto? Si lo hubiese de 50 ya creo que sería mi santo grial.

    ¡Un besazo amore y gracias por traer contenido tan genial!

    1. Amor jajajajaja me alegro de que te haya gustado! Pues sí que es verdad que sacaron uno com spf 50 pero lo retiraron y ahora solo existe del spf 30 pero vamos, aún así es una protección alta! A mí también me viene de perlas porque no me mola nada la protección diaria del sol. Intento que las cremas o el maquillaje la lleven incorporada 😂😂😂

Deja un comentario