MI CÓDIGO DE CONFIANZA

¡Hola!

Llevo un tiempo pensando en ello. Cuando emprendí esta aventura en la blogosfera, para nada me imaginaba que llegaría este momento. Soy una persona normal y corriente a la que le gusta el probeteo máximo de productos beauty y makeup que ha querido plasmarlo en esta plataforma, dando su opinión más sincera. 

¿Veis por dónde voy?

Con este post, lo que pretendo es aclarar todavía más mis entradas. Jamás imaginé que empresas o las marcas se pondrían en contacto conmigo para darme a conocer sus productos pero está sucediendo gracias a vosotros. Por este motivo, me parece conveniente hablar de ello y exponeros de qué forma voy a dar a conocer este tipo de colaboraciones en el momento en el que las haya.

Aunque sabéis que siempre lo he especificado en cada una de mis publicaciones, me parece que este método es mucho más directo, sin tapujos y puedo explayarme sin cortes con lo referente a este tema. No os penséis que ahora el blog se va a convertir en la casa de la publicidad ya que es algo que no me gusta, no pretendo vivir de ello y mucho menos “venderme”. Es mi espacio, son mis opiniones y escribiré de lo que crea conveniente. Punto.

Que las marcas utilicen este tipo de simbiosis está a la orden del día. Ya sean bloggers, youtubers o influencers son medios a través de los cuales ellos encuentran una forma directa de interactuar con el público aumentando la cercanía. Personalmente, no me parece una mala idea si la persona que está dando su opinión es transparente. Cada una tiene su estilo, claro está, pero aquí no estamos para engañar a nadie (desde luego yo no) y, las que me leéis desde hace un tiempo, sabéis que no me corto ni tres. Lo podré decir de forma muy educada pero, si algo no me gusta, lo plasmaré sin que me tiemble el pulso.

Lo que quiero dejar claro es que voy a continuar siendo yo: publicaré conforme vaya surgiendo nuevo contenido que me interese sacar por aquí o descubriendo productos. Seguiré comprando aquellos que me apetezca probar como he hecho hasta ahora y no vais a notar cambio alguno (como mucho un pequeño símbolo a la hora de redactar).

Tampoco se me ocurriría recomendar o hablar bien de ningún artículo que no me pondría y/o utilizaría por el hecho de ser una colaboración. Es más, he dicho que no en varias ocasiones por diversos motivos tales como que la empresa no me dé buena espina, que no me interese el producto ofertado o, incluso, porque me haya parecido una obligación. Como he dicho anteriormente, soy una persona de a pie que trabaja y dispone de un tiempo libre limitado por lo que no pienso colaborar con marcas que no se adapten a mis condiciones.

Con este post también quiero dejar claro una parte más de mi forma de ser, acercarme más a vosotros y que veáis que mi intención es andar siempre con la verdad por delante. No me parece coherente esconder este tipo de información, es más, creo necesaria ya que es una “relación” de lo más sana entre vosotros y yo.

Dicho esto, sentencio que este blog acepta colaboraciones por parte de las marcas, ya sea mediante el envío de sus productos y tanto si son remuneradas como si no. Eso sí, especifico que mi tiempo libre es el que es y no formaré parte de ningún acuerdo que no me permita libertad de expresión (tanto si es positiva con respecto al artículo como si no lo es, eso sí, con toda la educación de la que dispongo) ni de fechas de publicación. Necesito mi tiempo para probar las cosas y formarme una opinión clara al respecto del mismo. Igual que soy sincera con mis lectores también lo tengo que ser con las firmas.

En cuanto a la forma de expresión de dichas colaboraciones en los post, os lo voy a expresar de la siguiente manera:

  • Envío o regalo de un producto de forma gratuita por parte de una empresa determinada (ya sea por mensajería o gracias a la asistencia a un evento) sin obligación a escribir una entrada: Encontraréis el símbolo de (*) al lado del nombre del artículo en cuestión y especificaré mediante una frase aclaratoria.
  • Colaboraciones por asistencia a un evento, por simbiosis con otra persona, por el envío de un determinado producto gratuitamente que me insten a escribir un post: Aparecerá en el título con letras en mayúscula la palabra “COLABORACIÓN”.
  • Cuando los productos sacados hayan sido adquiridos de mi bolsillo u obtenidos en formaciones para farmacéuticos: No pondrá nada o aparecerá la conjugación de la palabra “comprar” o alguno de sus sinónimos.
  • Cuando las colaboraciones sean patrocinadas por la marca: También aparecerá en el título en letras mayúsculas “COLABORACIÓN PATROCINADA”.

Espero que esta forma de expresión en el blog a partir de ahora sea mucho más aclarativa de lo que ya era. Aún así, me encantaría que me dejaseis en los comentarios vuestra opinión con respecto a este tema. Mi idea es seguir utilizando este espacio como forma de expresión y de vía de escape.

Siempre que aparezca alguna de estas premisas en alguna de mis entradas, dejaré enlazado este post para que recurráis a él en caso de duda. 

¡Mil gracias por vuestra atención y por estar ahí siempre!

¡Un besazo enorme!

51 comentarios en “MI CÓDIGO DE CONFIANZA

  1. Me parece un post super bien redactado, correcta, bien explicado. Como bien dices, muchas somos las que no vivimos de ésto. Yo jamás he cobrado por nada, sí que recibo muchas cosas pero no cobro ni vivo de ello (ojalá) pero tengo otras prioridades en la vida. Me parece muy bien tu decisión, creo que es sensata y coherente con tu forma de ser 😀 así que apoyo TOTAL compañera 😀 un besote

    1. Me alegro de que te haya gustado y yo me siento liberada por haberlo escrito. Necesitaba hacerlo para empezar bien desde un principio y creo que ha sido lo mejor. ¡Muchas gracias por pasarte amor y por inspirarme tanto! 😘😘😘

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.