ZARAGOZA: DÍA 3

¡Buenos días!

Ya estamos por aquí de nuevo con un día lleno de anécdotas, fotos bonitas y manjares exquisitos porque… ¡Sí, por fin degustamos el sabor típico de Zaragoza!. Este post no va a ser, ni de lejos, tan largo como el anterior. Además, os va a resultar muy interesante y útil por lo que… ¡No me enrrollo más!

¡Allá vamos!

Después de un sueño reparador y nuestras tripas deshinchadas, nos pusimos en pie. Bajamos a desayunar y cogimos fuerzas para comenzar nuestra ruta.

EL TORREÓN DE LA ZUDA

Se encontraba muy cerca de nuestro hotel (como todo) y, al ser la entrada gratuita, nos pareció buena idea ir a visitarlo.

Sobre uno de los torreones de la antigua muralla romana se levantó el alcázar, sede política y administrativa de los gobernadores musulmanes y, luego, de los reyes de la taifa de Saraqusta. De este periodo solo conserva su nombre: Zuda.

A principios del siglo XII, el rey de Aragón Alfonso I el Batallador conquistó la ciudad y su primer acto fue tomar posesión de la Zuda, que se convirtió en el palacio de los reyes cristianos hasta el siglo XIII.

Muralla romana.

En la actualidad, el edificio alberga una de las oficinas de Zaragoza Turismo. Desde su quinta planta, disfrutamos de una de las mejores vistas del centro histórico. Este mirador nos recuerda que dicha ciudad es heredera de la íbera Salduie, la romana Caesaraugusta, la musulmana Saraqusta y la cristiana capital de Aragón.

A continuación, nos dirigimos hacia uno de los palacios más bonitos que he visto. Estaba relativamente “cerca” de nuestro hotel (una media hora andando) y nos fuimos dando un paseo 😉 .

EL PALACIO DE LA ALJAFERÍA

Cuando llegamos nos topamos con un gigantesco castillo de torres enormes que no deja indiferente a nadie, rodeado de unos jardines muy chulos. Como en él se encuentran las Cortes de Aragón, la seguridad es máxima. Para que os hagáis una idea, cuando es el momento de cruzar la puerta, te espera un control como el de los aeropuertos.

Lo primero de todo (fue un fallo nuestro), os aconsejo que os compréis la entrada con guía ya que, al final del trayecto, sólo los que han escogido esta modalidad tienen derecho al acceso de una sala en concreto (no me preguntéis cuál porque no me acuerdo) pero es un privilegio que no te explican cuando vas a comprar el pase. Así que… ¡Qué no os suceda lo mismo!.

El Palacio de la Aljafería contiene numerosas estancias que corresponden a diversas épocas y manifestaciones artísticas, como resultado de la trayectoria histórica del monumento: alcázar islámico hudí, palacio medieval mudéjar, palacio de los Reyes Católicos, cárceles de La Inquisición, cuartel militar y, como ya he explicado anteriormente, sede de las Cortes de Aragón.

Construido en Zaragoza en la segunda mitad del siglo XI por iniciativa de Al-Muqtadir como residencia de los reyes hudíes de Saraqusta. Este palacio de recreo (llamado entonces “Qasr al-Surur” o Palacio de la Alegría) refleja el esplendor alcanzado por el reino taifa en el periodo de su máximo apogeo político y cultural.

Nada más entrar nos encontramos en el Patio de Santa Isabel y el Salón Dorado, los cuales dan lugar al acceso de las Estancias tanto de las del lado Norte como las del SurSe trata del espacio abierto y ajardinado que unificaba todo el palacio taifal. Como podéis comprobar todo está repleto de arquerías preciosas que decoran tanto techos como puertas. No os quiero aburrir con detalles innecesarios, por lo que voy a plagar esto de fotos y que hablen por si solas. Un pequeña curiosidad es que este palacio se caracteriza por sus maravillosos suelos y, sobre todo, los techos… Ya veréis ya…

 

En el testero norte se edifica el conjunto más importante de dependencias del palacio de época hudí, pues incluye el Salón del Trono o Salón Dorado y la pequeña mezquita privada. Completando el recorrido por el palacio del siglo XI, se llega al pórtico sur, que consta de una arquería que da acceso a un pórtico con dos estancias laterales.

Puerta de la Mezquita.
Mezquita.
Interior de la Mezquita.
Puerta de Estancia tesero Norte.

El Salón del Trono es una auténtica locura. Sus dimensiones son muy considerables y su artesonado está sustentado por vigas gruesas y traviesas que se decoran con lacerías. En las intersecciones forman estrellas de ocho puntas.

Una curiosidad es que los octógonos del suelo coinciden con los del techo. Si alguna vez, techo y suelo se juntaran, lo harían de forma perfecta.
En la esquina hay escrito un año simbólico para todos nosotros: 1492.

A continuación aparecerán imágenes de una serie de estancias y lugares que, como no cogí folleto del lugar e íbamos sin guía, no recuerdo con seguridad. Solo sé que son antesalas al Salón del Trono. He estado mirando páginas pero ninguna me ha desvelado el misterio. Eso sí, son muuuuy bonitas 🙂 .

El pozo de los castigos.

Suelo de una de las Salas de Pasos Perdidos.

 

Techo de una de las Salas de Pasos Perdidos.

Entrada principal y arco del Palacio de los Reyes Católicos.
Ventana del corredor de acceso a las salas nobles.
Escalera del palacio de los Reyes Católicos.

LA LONJA

A la vuelta del Palacio de la Aljafería, nos venía de paso la visita de la Lonja pero estaba de reformas internas así que sólo puedo enseñaros su exterior y su famoso caballo.

Después de las fotos pertinentes, decidimos ir a comer por la zona de “El Tubo”.

TABERNA DOÑA CASTA (PARTE 1)

En la noche de la primera entrega (pincha aquí), estuvimos en un bar (el último para ser más exactos) que no nos entusiasmó demasiado, pero justo en frente se encontraba la Taberna Doña Casta la cual es conocida (eso averiguamos después) por sus famosas croquetas. La calle de la Libertad nos abrió un mundo nuevo a partir de este momento.

Tienen de muchas clases y nosotros las hemos probado casi todas. Disponen de un menú promocional de la casa, el cual consiste en “6 tapas + botella de vino = 22€” . No nos lo pensamos dos veces 😉.

Escogimos 6 tipos de croquetas: Boletus y Foie, Codorniz Escabechada, Setas y Queso de Cabra, Bacalao con Trigueros, Rabo de Toro y Bonito con Berenjena. ¡Impresionantes!. Todas enormes, de sabor intenso y súper jugosas. Lás que más nos gustaron están sus nombres coloreados. El vino se llamaba “Care”, era un tinto roble Garnacha.

Como nos quedamos con ganas de más, añadimos dos tipos: Gallina con Chocolate y Longaniza. Ante toda conjetura, la primera nos dejó boquiabiertos de lo rica que estaba.

La botella de vino calló enterita y fuimos afortunados de ganar una mini talla de ésta en dicha taberna ya que, si escoges uno de sus menús, te dan un “rasca” en el cual te puede tocar un premio. ¡La suerte nos sonrió! 🙂 .

Nos habíamos quedado bien en cuanto a saciedad pero a mi chico le apetecía una bebida más espirituosa.

LA CLANDESTINA CAFÉ

Otra de las recomendaciones ofrecida por parte de una de mis seguidoras: @edelweis05. Es una cafetería con una decoración muy bonita. Tienen tartas caseras y cócteles de lo más diversos por lo que decidimos tomarnos uno de cada.

Mi bombón se pidió un Gin Tonic clásico y yo preferí arriesgar¡A qué mala hora!. Elegí un Negroni, compuesto por: Ginebra, Campari y Vermú… ¡Puaj! Qué cosa más mala… o me lo pude beber y mi chico tuvo que hacer todo el esfuerzo… Así acabó, claro está, con una tontería bastante considerable.

Menos mal que le metimos algo de dulce al cuerpo: un buen pedazo de Tarta de Chocolate casera que estaba jugosa y buenísima.

Después de este refrigerio, nos fuimos a echar la siesta… Buena falta nos hacía…

RUTA  ROMANA (PARTE 2)

Nos quedaba la última parte de esta maravillosa ruta por la ciudad de Caesaraugusta. Si os acabáis de unir, podéis ver la primera parte pinchando aquí.

EL TEATRO

El descumbrimiento del teatro romano fue un hallazgo fortuito, al iniciarse la construcción de un nuevo inmueble. Es el monumento mejor conservado, como observaréis a continuación.

Durante más de sus 200 años de funcionamiento, fue el lugar de reunión, esparcimiento y vida social, tanto de la ciudad como de su entorno. Su ubicación se encontraba en el punto más alto de la ciudad.

Techo abovedado del corredor interior.

Huellas de los peldaños de la escalera de acceso al graderío medio.

Cuando terminamos de observar las ruinas, regresamos al Tubo.

TABERNA DOÑA CASTA (PARTE 2)

Nos quedaban dos croquetas por probar que nos llamaron la atención y no sabíamos si íbamos a volver así que no desperdiciamos la oportunidad.

En esta ocasión las elegidas fueron: Jamón, Queso y Nueces; y Cabrales y manzana ¡Qué ricas!. Las acompañamos de cervecita y vino blanco 😉 .

EL CHAMPI

Un bar en el cual solo sirven champiñones. Muy característico y al que tenéis que ir de forma obligatoria. Su único plato es un mini bocadillo con unos tres champiñones dispuestos en torre, hechos a la plancha y aliñados con una salsa de perejil, ajo y aceite.

 

Sencillo y la mar de ricos. El pan que utilizan puede ser de varias clases: blanco, centeno, multicereales y de color rojo (imagino que de tomate).

¡Esto y una cervecita es gloria bendita!

SIN NOMBRE

Pasamos al último descubrimiento de la noche, también situado en la misma calle. Se define como el de las tapas creativas y la verdad es que dicen toda la verdad. Muy bien decorado, bonito y abarrotado.

Nos pedimos varios platos. Primero un Pulpo a la Gallega que estaba de muerte. Súper blandito, se deshacía en la boca, acompañado de un puré de patatas y aderezado con pimentón y aceite. ¡Riquísimo!.

Después pasamos a un Ceviche Mixto. Al bombón se le había antojado y quién soy yo para decirle que no al hombre de mis ojos… No somos muy de pescado “crudo” pero queríamos probetear. Estaba súper bueno pero también… ¡Muy picante! Los trozos de langostino y pescado estaban muy bien conseguidos, los mejillones súper tiernos y llevaba un calamar rebozado y cortado en cuatro pedazos por encima (que supongo que de ahí lo de “mixto”).

Para calmar aquel infierno bucal, cogimos otra tapa. No recuerdo el nombre, aunque se trata de una bola de carne envuelta con una hoja de borraja cubierta por una especie de mermelada de tomate y dispuesta junto con una salsa de queso. ¡Qué bueno!.

Una vez terminamos, dimos por finalizada la cena y regresamos a casa, contentos al fin por haber disfrutado del sabor de Zaragoza.

Y hasta aquí el post de la tercera entrega. Es más amena que la anterior (donde va a parar) y creo que las fotos las habéis disfrutado más. Espero que os haya gustado tanto como a mí escribirlo. Si tenéis alguna duda, no dudéis en preguntar.

Muchísimas gracias, como siempre, por acompañarme en mis aventuras y, sobretodo, por llegar hasta el final ;).

¡Nos leemos próximamente!

¡Un besito!

3 comentarios en “ZARAGOZA: DÍA 3

    1. ¡Guapísima! Sí, parece que no tiene mucho pero realmente hay muchas cosas interesantes que ver! Eso sí, tres días intensos y te lo ves todo Jeje. Desde luego, la taberna Doña Casta es para obligatoria, ¡nos gustó muchísimo! Mil gracias por pasarte 😊 ¡Un besazo! 😘😘😘

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s