KIEHL’S: HYDRO-PLUMPING RE-TEXTURIZING SERUM CONCENTRATE

¡Buenos días!.

Hoy me gustaría hablaros de un producto que ha cambiado de forma radical mi piel. Se trata de uno de los primeros tesoros de la firma que ha entrado en mi vida y viene para quedarse. Seguro que muchas lo conocéis… es un must de Kiehl´s mas, para las que no, estad atentas porque os va a encantar.

¿Queréis que os lo presente?

Os pongo en situación: mi piel es normal-mixta con tendencia a resecarse en las zonas del entrecejo, aletas de nariz y barbilla. Con la Solución de Noche de MARY KAY (pincha aquí) conseguí mantenerlo a raya e incluso que desapareciera durante un tiempo. Aún así, ha llegado un punto en el que se me ha quedado corto, por lo que he tenido que investigar y buscar un sustituto que cumpliese lo que aquel y más.

De esta forma, es como llegó a mí el Hydro-Plumping Re-Texturizing Serum Concentrate de Kiehl’s. El nombrecito se las trae pero sus resultados no pueden ser más óptimos. Se trata de un sérum concentrado hidrodensificante y texturizante que (según prospecto) corrige los signos de deshidratación producidos por la edad, líneas de expresión, apariencia cansada y tono apagado de la piel.

Entre sus ingredientes principales podemos encontrar:

Glicerina vegetal: En el envase especifica que contiene un 15%. Es el componente más importante ya que se sitúa en la segunda posición dentro de la lista y clave en la formulación ya que es la encargada de aumentar la hidratación. Esto se debe a que posee propiedades higroscópicas, es decir, atrae las moléculas de agua y actúa de almacén de éstas haciendo que la piel incremente su elasticidad. Para más inri, también funciona como vehículo para la incorporación y mejor absorción del agua hasta diferentes capas de la piel.

Dimeticona: De ahí que la consistencia del sérum sea tan densa y asiliconada. Se encuentra en la tercera posición. No es que me encante ya que corro el riesgo de taponar poros y la aparición de granitos (por el momento no ha sido significativo, me suelen salir aunque sólo en “esos días del mes”) pero es cierto que sus propiedades humectantes ganan la batalla. Por ello, hasta nueva orden, seguiré utilizándolo.

Extracto de Aceite de Perilla: Situado en las últimas posiciones de la formulación. Contiene vitamina E, minerales y un alto porcentaje de omega 3 y ácido linoleico. Gracias a sus sustancias activas, ayuda a prevenir el daño celular y favorecerá la hidratación de la piel.

Se aplica tanto por la mañana como por la noche con el rostro previamente lavado y tonificado. El modo de empleo internáutico nos dice que debemos utilizar dos pulsaciones pero, por experiencia, con una es más que suficiente. Como véis, el producto es una especie de “crema translúcida” bastante densa mas no os dejéis engañar ya que, en cuanto la extendamos por la piel, se volverá líquida y se absorberá fácilmente.

En mi caso, suelo repartirlo en frente, pómulos, nariz y barbilla. A partir de ahí, con el calor que desprenden mis manos y la fricción, empieza a deshacerse y a penetrar. Otra curiosidad a destacar es que también podemos aplicarlo en el contorno de los ojos. No es necesario volver a coger más, con lo que nos quede de residuo sobra.

La sensación tras su uso es de suavidad inmediata, el rostro queda confortable y elástico. Y, en cuanto a resultados, cuando se termina de absorber se traduce en más luz, jugosidad y frescor.

El envase contiene 50 ml (más que los sérums habituales del mercado). El packaging es muy cómodo, de plástico, cilíndrico y alargado. Posee un dispensador el cual nos da la cantidad justa para su correcta aplicación. La única desventaja es que, al ser opaco, nunca sabes cuándo se te va a terminar (como me ha pasado mí) por lo que tienes que estar ojo avizor e ir tanteando mediante el cuento de la vieja (pesa más, pesa menos…).

La caja que lo contiene me parece una monería. Su diseño es muy identificativo por lo que la firma es reconocible a leguas de distancia. En ella, como habéis visto anteriormente, aparece la formulación, el modo de empleo y una breve explicación de la función del sérum y cómo actúa.

Su precio es de 50€ (en el caso de su versión de 75 ml sube a 65€) y me parece más que razonable teniendo en cuenta la cantidad. He de añadir que su duración, en base a mis necesidades y utilizando la dosis escrita anteriormente, es de unos seis meses. Por este motivo, su importe es una ganga y he repetido sin ninguna duda.

Desde mi punto de vista, lo que he notado con su uso rigurosamente continuado es que la suavidad e hidratación han aumentado. Ya no tengo las pielecitas que invadían mi rostro que daban lugar a unos acabados cuarteados cuando me aplicaba la base de maquillaje y, lo mejor, es que estos resultados se mantienen durante el tiempo. Mi piel tiene un acabado lleno, lustroso y esponjoso. Por todas estas razones es un producto básico en mi rutina diaria y, mientras no me falle, permanecerá a mi lado.

Me parece el aliado perfecto para aquellas pieles que necesiten un chute de hidratación. Hay muchos factores que intervienen para que nuestro cutis se resienta como la edad, la genética, los cambios de estación… El verano nos estropea mucho la piel a causa del sol, la sal del mar, el cloro de las piscinas… por lo que es un artículo a tener en cuenta si buscáis suplir la sequedad y/o mejorar la hidratación propia del rostro.

Podéis comprarlo en cualquier punto Kiehl’s (ya sea tienda oficial o Corte Inglés) o en su página web (pincha aquí). Es una firma que me apetece seguir probando y de la cual descubrir nuevos productos. Hasta ahora, todo lo utilizado me ha dejado con la boca abierta.

Creo que no se me escapa nada por lo que voy a poner punto y final a este post. Espero que os haya resultado interesante y lo tengáis en cuenta en vuestros tratamientos de recuperación tras las vacaciones. Si tenéis alguna duda preguntádmelo en los comentarios 😉 .

¿Quién tiene este producto?

¿Os gusta tanto como a mí?

Agradecer, como en cada párrafo final, vuestro tiempo dedicado a mi persona y este espacio. Sin vosotros, nada de esto sería posible ni la motivación sería la misma. Por ello… ¡Gracias, gracias y gracias!.

Si no quieres quedarte sin saber qué tramo por estos lares… ¡Suscríbete!. Para ello, pincha en menú y pulsa el boton “seguir” o introduce tu correo electrónico, confirma el email que te envían a continuación y… ¡Bienvenid@s!.

¡Nos leemos el próximo Martes!

¡Besitos!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s