CAFÉ ARTYSANA

¡Buenos días!

Hoy quiero mostraros uno de mis sitios favoritos a día de hoy para tomar los famosos Brunch. Para quien no lo sepa, esta denominación combina dos palabras: Breakfast y Lunch dando lugar a este maravilloso momento en el que podemos disfrutar tanto de una buena comida como de la compañía.

Lo descubrí gracias a Instagram (@cafe_artysana) y en cuanto tuve la oportunidad llevé a mi amiga Celeste allí. Se trata de un sitio peculiar con una normativa en cuanto al mundo animal que me encanta. ¿Queréis conocerlo?.

¡Vamos allá!

Se llama Café Artysana aunque anteriormente se conocía como Guayoyo (de ahí la foto que habéis visto al principio). Lo primero de lo que quiero hablar es de la decoración. Es algo estravagante. Al principio nos encontramos ante un espacio bastante sencillo pero con elementos a destacar. Por ejemplo, las mesas y las sillas no van a juego, las luces son botes de conserva de vidrio dispuestas mediante alambres, el material que predomina es principalmente la madera y los cuadros le dan un toque más sofisticado (aunque no se caracterice por ello). 

Processed with VSCO with s1 preset

A medida que nos adentramos en el lugar descubrimos una pequeña sala en la que hay una mesa enorme, con su planta en medio (si nos fijamos en la foto anterior todas ellas están decoradas con una diferente) y su pared hay dos filas de ropa interior femenina. No me preguntéis por qué pero ahí está. Al otro lado, diversas fotografías.

Si seguimos hacia adelante, nos encontramos ante un pequeño patio interior bastante deteriorado pero decorado con gran soltura para que nos resulte atrayente a la vista. Lo primero que me llama la atención son las plantas. ¡Las adoro!. En casa no tengo ni una, todo hay decirlo (no me gusta cuidarlas) pero sí verlas en los establecimientos. Le dan mucha alegría al ambiente. Lo segundo los jarrones colgantes, una forma de embellecer la paredes, junto con los palés aunque no os lo creáis. Por último, las telas colgantes para dar un toque de intimidad y armonía al lugar.

Gracias a todo esto, transformamos un sitio cotidiano en singular y original. Otro detalle a tener en cuenta es el servicio. Son personas jóvenes y simpáticas que te sirven con una gran sonrisa en el rostro. Y lo mejor de todo es que su combinación de comida y almuerzo lo puedes tomar cualquier día de la semana ya que tienen una idea revolucionaria llamada: DIY BRUNCH. Esto no ocurre normalmente en los lugares dedicados a ofrecer esta opción. Se limitan  a ofrecerlo los fines de semana y festivos. En cambio, ellos dan más cancha a esta especialidad cosa que agradezco ya que me resulta más fácil disfrutarlos entre semana.

Los sábados y domingos suelo utilizarlos para realizar labores del hogar y aprovechar para remolonear, cocinar y pasar tiempo con mi chico, además los lugares que los ofrecen suelen estar muy llenos de gente durante esos días. Prefiero ir con más tranquilidad un miércoles y disfrutar todo el tiempo del que disponga sin estar pensando en las colas que hay y que la gente va como loca buscando un sitio donde plantarse.

Para poder gozar de uno de sus DIY Brunch es tan fácil como rellenar una hoja al estilo de los “100 Montaditos” en el cual escoges un zumo, una tostada o sandwich, un yogurt en el cual solo eliges la fruta, un trozo de tarta y un café o té. Si seleccionas todo esto, tiene un coste de 8€, en cambio, si prescindes de la tarta sólo cuesta 6€. Nosotras siempre lo tomamos sin la tarta ya que quedamos tempranito para que se convierta en un desayuno contundente y llegar a la hora de la comida con un pequeño resquicio de hambre.

Aquel día nos fuimos a “desayunar” al patio interno. La opción de mi Celestone fue: Zumo de Manzana y Piña, Yogurt con trozos de Plátano y semillas, Sandwich Vegano y Café con Leche. En cambio, el mío varió un poco dando lugar a: Zumo de Manzana y Zanahoria, el yogurt era el mismo, Sandwich Romesco y Té Roiboos. ¡IMPRESIONANTE!.

Utilizan mucho verduras y frutas naturales, de temporada. Casi se podría afirmar que son vegetarianos pero no ya que incluyen salmón o atún en alguno de sus preparados. Aún así, decir que las opciones veganas son riquísimas.Las tartas son 100% artesanas ya que las preparan ellos mismos (NOTA: ¡Pat, no te vayas sin probarlas la próxima vez!).

En cuanto a los zumos sólo puedo decir que son gloria para nuestro cuerpo ya que poseen propiedades depurativas, proteicas, desintoxicantes y revitalizantes. Combinaciones de frutas más que acertadas. En esta ocasión, uno más ácido y el otro más dulce pero ambos sobrepasaron nuestras expectativas. Los yogures muy sabrosos y el café de ella no podría estar hecho con más mimo. El té que me tomé era ecológico 100%.

Me dejo para el final el “plato fuerte”: los sandwiches. El suyo estaba compuesto por: hummus, pepino, tomate y aguacate. Parece que va a ser insulso pero es todo lo contrario. Soy una apasionada del hummus y si lo incluyen en cualquier elaboración ahí estoy yo para echarle la zarpa. Éste en concreto es una auténtica delicia. La próxima vez que vaya… ¡Les voy a pedir la receta!. La combinación de esos cuatro ingredientes no podría ser más perfecta y bastante fácil de reproducir en casa. ¡Un sobresaliente!.

En cambio, mi sandwich llevaba: hummus (¿cómo no?), salsa romesco y queso. No lo he dicho pero ambos nos los sirvieron calentitos ¿Tenéis idea de lo que cambia?. Los ingredientes están mejor mezclados, te lo comes mucho más a gusto y las salsas se impregnan de una manera diferente dando un resultado mejor… ¡Siempre mejor!. El romesco me recuerda al que hace mi madre por lo que, traducción, está delicioso y el queso fundido es la guinda del plato. Jugosidad elevada al máximo exponente. Lástima que ya no lo hagan :(.

Además, la proporción de los ingredientes y pan de sándwich es como toca, me explico, hay condumio en cantidades razonables. Nada de un poquito de hummus o una pizca de aguacate. Me gusta sentir que cuando doy el bocado noto todos los componentes y en la suficiente proporción para saborearlos.

Es un local que recomiendo al 120%. Me gusta todo. No hay nada en lo que me hayan decepcionado aún. Es más, no os lo he contado pero, para las personas que tienen mascota y en algunas ocasiones salen con éstas a tomar algo y aprovechan el paseo para darles una vuelta… ¡Estáis de suerte!.

En este sitio no tienes porqué quedarte fuera, puedes entrar con tu mascota sin ningún tipo de reparos. Nosotras coincidimos con una chica que se trajo a su gatito y disfrutaba del mismo modo su compañía y su café. Me parece una iniciativa muy buena que no debe estar reñida con el placer que conlleva tomarse una taza bien calentita en un local tan bonito como éste.

En conclusión: Volveré a dejarme caer más de una vez por estos lares. Me encantaría que si alguno de mis lectores ha ido alguna vez me diera su opinión e incluso alguna recomendación para mis próximas visitas. Está situado en la Calle Denia, 49.

Espero que os haya gustado este post, me ha encantado escribirlo. Cuando algo me fascina, es súper fácil expresar mi experiencia con todo lujo de detalles por lo que disfruto todavía más de este pequeño gran hobby. Como siempre, agradecer a todas aquellas personas que dedican unos minutos a pasarlos conmigo leyendo mis reseñas. No sé quien está al otro lado de la pantalla pero es gratificante ver que gusta lo que escribes y les sirves de ayuda e inspiración.

Como esta entrada estaba escrita hace algún tiempo he querido actualizarla… Me faltan algunos datos nuevos y puede que algo de la decoración haya cambiado pero la esencia sigue siendo la misma.

¡Nos leemos muy pronto!

¡Besitos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s