DESMAQUILLADOR DE OJOS

¡Buenos días!

Hacía tiempo que no me dejaba caer por esta sección, pero vuelvo con mucha fuerza y motivada para darlo todo o, en este caso, escribirlo.

He estado haciendo recopilación de todos los productos que me encantan y de otros que no me gustan tanto. Creo que tenéis el derecho a saber qué tipo de artículos son dignos de tener en vuestra rutina diaria porque son infalibles y cuanta más información manejéis y podáis comparar… ¡Mejor!. Uno de ellos es el Desmaquillador de Ojos.

¿Queréis conocerlo?

¡Aquí abajo continúa!

Es uno de mis productos favoritos, y lo digo así tal cual. Tengo unos ojos muy sensibles. Enseguida que me aplico maquillaje (sobre todo cuando maquillo la línea interior) suele caer alguna lágrima y tengo que volver a retocar y, a la hora de desmaquillarlos no todos los artículos enfocados a este fin me funcionan ya que la gran mayoría me escuecen… ¿Os vais haciendo una idea?.

Hasta que no entré a trabajar en esta marca no conocía su existencia y, una vez probado ya no lo cambio por ninguno. Hablo desde mi experiencia y teniendo en cuenta las características propias de mi piel en esa zona. Por aquel entonces utilizaba la famosa máscara de pestañas de Max Factor “False Lash effect” y, casualidades del destino, compré un pack en el cual se incluía también un desmaquillador de ojos en crema de OLAY.

Creo que es una de las máscaras más difíciles de limpiar, recuerdo que me costaba horrores por lo que le dí una oportunidad a este desmaquillador. Yo tenía por costumbre usar las toallitas desmaquilladoras (sí, lo sé, matadme) pero siempre me quedaba residuo en la ojera. Con un producto en mano creado para ese fin… ¡Tenía que probarlo!. La peor decisión que he tomado en mi vida… Escozor y picor fue lo único que conseguí. Me dejó con los ojos irritados y con un grifo de lágrimas que no podía cerrar. ¡Horrible!. Ahí fue cuando hice la solemne promesa de que jamás, en lo que me queda de existencia, volvería a utilizar un desmaquillante en crema.

Entonces apareció MARY KAY y mi rutina de limpieza diaria cambió radicalmente. Pasé de las toallitas a utilizar una limpiadora facial, sérum e hidratante adecuada a mi tipo de piel junto con artículo protagonista de este post.

Se trata de un desmaquillador de ojos bifásico que elimina suavemente todo tipo de maquillaje ocular, incluso el resistente al agua sin ningún tipo de esfuerzo. Para utilizarlo, sólo hay que agitar para que se mezclen los componentes de ambas fases. Una vez bien emulsionado, colocamos una pequeña cantidad en un disco de algodón. A continuación, posamos dicho disco en el ojo a limpiar durante unos segundos para que el producto penetre y retiramos suavemente de hacia fuera a dentro para así evitar que se acentúen (o prevenir en mi caso) las arruguitas que tarde o temprano nos saldrán en la zona del contorno.

Desde mi experiencia personal, cuando retiro el producto noto una sensación oleosa en la zona tratada. ¿Cómo?. Que no cunda el pánico, es cuestión de segundos (se absorbe enseguida) ya que este desmaquillante es libre de aceites. Lo que sentimos es a uno de sus componentes: las dimeticonas, las cuales forman una barrera que se encarga de frenar la fuga de humedad, por lo que actúan como humectante. Cuando se aplica sobre la piel, la película que forma rellena pequeñas arruguitas y los poros, dando al conjunto un aspecto más liso y suave. ¡Es una gozada!.

Quienes lo hayan probado saben que es infalible… Y las que no… ¡No sé a qué estáis esperando!. Lo retira absolutamente todo. Aún no he conocido máscara de pestañas que se resista a sus encantos. Es más, como es tan efectivo, desde mi experiencia puedo afirmar que utilizando las dos caras del mismo disco de algodón donde hemos aplicado el desmaquillador podemos limpiar perfectamente ambos ojos. Evidentemente, si vamos pintadas como si se nos hubiera ido la vida en ello, quizás es probable que necesitemos dos discos, pero para maquillajes de rutina y un pelín sobrecargados, con uno es más que suficiente.

A parte de su eficacia, lo que más me gusta de este producto es que no irrita NADA (por lo menos en mi caso). Los artículos destinados a tratar o, en esta ocasión, limpiar el área ocular deben estar formulados de manera especial  ya que debemos de tener en cuenta que la zona de alrededor de los ojos tiene menos glándulas sebáceas y menos colágeno y elastina que el resto del rostro. Además, cuando las personas envejecen el depósito de grasa debajo de la dermis disminuye por lo que la piel parece más delgada. Estas características únicas alrededor de los ojos requieren de atención extra. Está claro que la sensibilidad de nuestra piel depende de cada individuo en cuestión, pero en mi caso han dado en el clavo.

Está indicado para todo tipo de pieles e incluso para aquellas mujeres que tengan la piel sensible tal como la mía. Además, también pueden usarlo aquellas personas que utilicen lentes de contacto, un punto a su favor si nos tenemos que desmaquillar a la velocidad de la luz y no disponemos de tiempo para fijarnos en esas nimiedades. Está oftamológicamente probado y en caso de irritación (raro pero nunca se puede decir “nunca”) recomiendan interrumpir su uso. Es libre de fragancias y no comedogénico (jamás me ha producido ni granitos ni brotes).

Como podéis ver, el envase es de plástico transparente, a través del cual vemos ambas fases diferenciadas. La superior elimina el maquillaje resistente al agua, en cambio, la inferior depura el que no lo es. Tiene una capacidad de 110 ml y, según la ficha técnica, dura unos 4 meses usándolo todos los días. Esto se debe a su potencia y eficacia, con poca cantidad conseguimos los mismos resultados pero ahorrando producto permitiendo que nuestra inversión salga aún más rentable. Yo lo corroboro… ¡Dura un disparate!. A día de hoy, es un indispensable para mí por lo que suelo tener uno de repuesto en la recámara para no quedarme sin él si no llevo la cuenta.

Su precio es de 19,50€. Tanto por calidad como en duración, lo recomiendo al 100% porque no os arrepentiréis en absoluto. Ya sabéis que estos productos se adquieren a través de vuestra Consultora de Belleza personal.

Fin. Seguro que hay muchos post sobre este desmaquillante ya que tiene bastante fama, pero yo también quería aportar mi granito de arena y si os ha ayudado para futuras compras… ¡Ya me doy por satisfecha!. Espero que os haya gustado y que, para cualquier duda, me lo hagáis saber a través de vuestros comentarios.

¿Conocíais el Desmaquillador de Ojos?

¿Qué opinión os merece?

¿Ya tenéis escogido vuestro regalo para el Día de la Madre?

Espero vuestras respuestas 😉 . Mil Gracias por leer, compartir y comentar. Si os ha gustado decídmelo o darme algún “like” ya que así puedo saber qué tipos de publicaciones os interesan más.

Si no queréis perderos mis post y estar enteradas de todo lo que se cuece por aquí… ¡podéis suscribiros!. Para ello, pinchad en menú, introducid vuestro correo electrónico y confirmad el email que se os envía instantáneamente.

¡Os deseo un gran feliz fin de semana!

¡Un besito!

6 comentarios en “DESMAQUILLADOR DE OJOS

  1. ¡Me ha encantado el artículo! No suelo maquillarme demasiado (soy un poco patosa, pero con tus artículos voy probando y atreviéndome un poco más), y casualmente el otro día probé una máscara de pestañas (Rimmel London) y quitármela con toallitas (mi método habitual) fue una pesadilla. Tres días después seguía teniendo motitas negras alrededor de los ojos… así que creo que esto es precisamente lo que buscaba. El precio me ha echado un poco para atrás, pero el hecho de que dure 4 meses me ha quitado todas las dudas. Un artículo muy ameno y muy completo, ¡que acabes bien la semana! ❤

    Le gusta a 1 persona

    1. Dura muchísimo a causa de su efectividad y, por ello, con un chorrito sobra para retirar todo el maquillaje ¡Es una absoluta pasada!. Desde mi experiencia, aunque durara solo dos meses (cosa que no es así por fortuna) me lo seguiría comprando por lo bien que va… jajajajaja. El precio en este caso no sería un problema para mí si cumple con mis espectativas y en este caso lo hace de forma formidable. ¿Si? ¿Pruebas cositas que saco por aquí? ¡Qué ilusión!. ¿Cómo cuáles?. Si te apetece comprarlo y no tienes una Consultora de Belleza a mano dímelo y vemos que se puede hacer 🙂 . Me alegro de que te haya gustado el post. Yo ahora voy a leer el tuyo jujujujuju. ¡Que disfrutes de lo que queda de Domingo! 😉

      Le gusta a 1 persona

      1. Sí, me fijé en uno de maquillaje de ojos que subiste y traté de hacer mi versión light en casa (que si sale mal, tampoco quiero ir hecha un cuadro jajajaja) pero bueno, iré leyendo más y así poquito a poco… 🙂 De acuerdo, contactaré contigo 😀 ¡¡un saludo!!

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s