LOOK CHOCOLATE BAR 2: AMARETTO

¡Buenos días!

Como ya os habréis dado cuenta (y si no os lo recuerdo yo…), este martes no ha habido publicación. La causa ha sido una faringitis de caballo con la que me he visto obligada a guardar cama y reposo durante todo el fin de semana. He tenido que quedarme sin ver a mi bombón y eso es lo que peor he llevado… De todos modos, ya estamos a jueves, a un día de disfrutar de su compañía y… ¡de las Fallas!. Valencia está pleno jolgorio, con churrerías por todas las esquinas, repleta de gente, olor a pólvora en el ambiente y de las obras de los artistas falleros que decoran las calles y que dan nombre a esta fiesta valenciana (y NO catalana, al César lo que es del César).

Sabéis que poseo la famosa paleta Chocolate Bar de Too Faced (reseña aquí), y hay una sombra que me tiene loquita desde que la vi. Tenía muchísimas ganas de crear un look con ella, es sencillo y estoy segura de que me lo pondré en más de una ocasión. Si no tuviera que trabajar durante esta semana, tened claro que lo luciría en más de una noche.

¿Queréis saber más?. Pues… ¡Continuad leyendo!.

En esta ocasión, solo he utilizado 4 sombras (una de ellas explicada en el look anterior, el cual podéis ver pinchando aquí), de las cuales una es la protagonista y es la que le da nombre a este precioso ahumado. Las fotos están hechas por mí, sin ayuda de nadie ya que en esta ocasión estuve solita… Aún así, espero haber captado en la medida de lo posible lo bonito que queda.

SALTED CARAMEL

Es de mis sombras comodín. Va perfecta con prácticamente todo. Posee un color tierra anaranjada que me parece el idóneo para resaltar la cuenca y así dar profundidad al ojo pero sin contrastar demasiado con nuestro tono de piel. En muchas ocasiones, la utilizo sola junto a un buen eyerliner pero hoy la he usado como sombra de transición para este ahumado en cuestión. Es muy suave, de alta pigmentación y modulable.

AMARETTO

Es la estrella de este look. Al verla me quedé in love, se trata de un marrón metalizado pero cuando pasé el dedo por encima y descubrí los reflejos satinados que esconde ya no me quedaba ninguna duda… ¡Tenía que crear con ella sí o sí!. No sabría describir con exactitud el color de sus destellos, me atrevería a decir que son de un tono anaranjado cobrizo dependiendo de como incida la luz. Posee una alta pigmentación y es muy fácil trabajarla. Como característica principal destacaría su cremosidad.

La coloqué a toquecitos por todo el párpado móvil para intensificar su color. Después, con el mismo pincel con el que puse a “salted caramel”, uní a ambas para difuminar cortes e integrarlas de forma homogénea.

WHITE CHOCOLATE

Esta sombra está haciendo un “bis” (no será el primero ni el último). Al igual que expliqué en el último post, es el tono perfecto para colocar en el arco de debajo de la ceja. ¿Por qué? La razón principal, bajo mi punto de vista, es que aporta luz y ayuda a equilibrar el ahumado, haciendo que se integre perfectamente con nuestra piel y difuminando cortes para el acabado final.

CHAMPAGNE TRUFFLE

No es la primera vez que la utilizo. A pesar de ser una sombra, en múltiples ocasiones, la he usado a modo de iluminador. Es de un tono blanco con miles de partículas luminiscentes creadas exclusivamente para aportar luz y más luz. Es satinada cuando pasas el dedo por encima pero al difuminar nos encontramos con que pierde parte de su intensidad dando lugar a un sinfín de destellos que me parecen preciosos.

En este caso, he querido colocarla en la zona del lagrimal y parte de la zona interior del párpado más próxima a éste para darle el toque final a este ahumado. Es cremosa y fácil de trabajar pero hay que hacerlo poco a poco ya que pigmenta bastante y, al tener tanta luminosidad, debemos ir con cuidado para no parecer bombillas.

Para terminar, usé el Crayon Khôl longue Tenue (Long Lasting Khol Pencil) de Sephora en el tono Deep Brown con la intención de marcar la línea de agua interna y externa. Además, la utilicé para delinear la zona a ras del párpado superior para luego con un pincel difuminar e intensificar la zona más externa del ojo, pero cuanto apenas ya que no quería quitarle protagonismo a la sombra amaretto, la cual también apliqué una pequeña cantidad a ras de pestañas inferiores para darle punto y final al ahumado.

En la piel llevo prácticamente lo mismo que en el look anterior (no poseo tanta diversidad de productos… ¿tendré que ponerle remedio?). Primero apliqué Strobe Cream Hydratant Lumineux de M.A.C que, como ya expliqué, es una crema que contiene partículas luminiscentes para aportar luminosidad al rostro. Como base de maquillaje he escogido mi favorita hasta el momento: Mate-Wear Liquid Fundation de MARY KAY (reseña aquí).

Ya que dicha base es mate y la luz es muy importante para mí, usé el iluminador más natural que tengo: Cyndy-Lou Manizer de The Balm. Lo apliqué tanto en los huesos del pómulo como en frente, nariz, barbilla y arco de cupido. Para las mejillas un poco de Melba de M.A.C, es un colorete que me recuerda a un naranja amelocotonado (sin ser un naranja real) que en pieles paliduchas como la mía queda increíblemente favorecedor. Me lo regalaron los reyes magos y estoy contentísima con él (podéis comprobarlo aquí).

En mis labios llevo el Prep + Prime Lip de M.A.C. No tenía mucha confianza en él cuando lo conocí por primera vez ya que estaba acostumbrada a ponerme los labiales sin ningún tipo de prebase, pero con una sola aplicación mi pequeño corazoncito fue conquistado. Gracias a él consigo que los colores aguanten durante mucho más tiempo, que no se salgan por los bordes y que queden mis labios mucho más bonitos. A continuación, apliqué el Pro Longwear Lip Pencil de M.A.C en el tono Trust in Red para delimitar éstos y rellené un pelín para que al aplicar mi preciado Ruby Woo de M.A.C se fundiera con él y así que no se notara demasiado el cambio de color.

Y ahora, un breve esquema de todos los productos utilizados para que no se os escape ninguno:

Rostro:

  • Strobe Cream Hydratant Lumineux de M.A.C.
  • Base Mate-Wear Liquid Fundation de Mary Kay. Mi tono es el Ivory 5.
  • Concealer Abdeckcreme Ivory 1 de MARY KAY.
  • Iluminador Cyndy-Lou Manizer de The Balm.
  • Powder Blush Fard À Joues Melba de M.A.C.

Ojos:

  • Sombra Salted Caramel (Chocolate Bar): En la zona de la cuenca.
  • Sombra Amaretto (Chocolate Bar): En todo el párpado móvil y a ras de pestañas inferiores.
  • Sombra White Chocolate (Chocolate Bar): En el hueso de la ceja.
  • Sombra Champagne Truffle (Chocolate Bar): En la parte interna del párpado más próxima al lagrimal.
  • Crayon Khôl longue Tenue. Long Lasting Khol Pencil de Sephora. Deep Brown: Líneas de agua superior e inferior. Y a ras de párpado superior para intensificar ahumado.
  • Máscara de Pestañas Grandiôse de Lancôme.

Labios:

  • Prep + Prime Lip de M.A.C.
  • Pro Longwear Lip Pencil de M.A.C en el tono Trust in Red.
  • Labial Ruby Woo de M.A.C.

Y hasta aquí el look de este mes. Pido perdón por las fotos porque no he conseguido la definición y exactitud que me hubiera gustado pero la luz no estaba de mi lado en esta ocasión, aún así espero que os haya gustado y que lo pongáis en práctica.

Muchísimas gracias por visitar y comentar. Si os ha gustado podéis compartir esta entrada y si no queréis perderos ninguno de mis post sólo tenéis que apretar el botón “menú” y suscribiros introduciendo vuestro correo electrónico.

¡Nos leemos en el próximo capítulo!

¡Disfrutad del finde!

¡Un besito!

Un comentario en “LOOK CHOCOLATE BAR 2: AMARETTO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s