VENTA LOS COLLARES

¡Buenos días!

Esta semana me encuentro perdida por Castilla y León, aún así no me olvido de vosotros y quería que no me echárais de menos demasiado así que… ¡He escrito un post de esos que tanto os gustan!. ¿Preparados para salivar?

Esta vez quiero presentaros un sitio al que a mi novio y a mí nos encanta ir. Sabemos que Valencia es la reina de las paellas, pero cuando estoy por la Vega Baja y tenemos mono de un arrocito rico acudimos a la Venta Los Collares.

Se encuentra en la provincia de Murcia, en la zona de Mahoya (Abanilla para ser más exactos). Mi novio le tiene mucho cariño a este sitio porque iba de pequeño con su familia a gozar de una buena comilona. Y como sabe que soy adicta a este cereal (¿cómo no iba a serlo viniendo de la zona con el mejor arroz del mundo?), me llevó para que yo también pudiera probarlo. ¡Es un sol!.

Se trata de un restaurante de carretera y, aunque os parezca cutre por fuera y sin nada de glamour, está muy chulo por dentro. Tiene ese rollo clásico de antaño, con chimenea de leña, vigas de madera, arcos de piedra y todo muy rústico pero bonito, muy bonito. Un sitio familiar, aunque también he visto a parejas como nosotros ir allí a disfrutar de un poco de intimidad.

Es espacioso y muy limpio. El servicio no está mal, para mi gusto les falta personal para el volumen de trabajo que hay (eso o que siempre les pillamos a tope). Normalmente, si te apetece comerte una señora paella hay que reservar, pero con que lo digas un par de horas antes sobra. Como son especialistas en arroces, supongo por su eficacia y el sabor tan bueno que tienen es que sus caldos son caseros pero los tienen preparados con antelación. Así, si en un momento dado, siempre pueden ofrecer al cliente este plato.

Además cuentan con un patio interno, por el cual accedes al aseo. A mi me encanta, no hemos estado nunca en esa zona del restaurante tomando algo per se pero tenía que fotografiarla. Si no fuera por la mesas y las sillas de plástico se convertiría en una auténtica monada.

Me encanta el detalle de los barriles de madera, no me preguntéis por qué pero tengo la manía de relacionarlos con lugares que preservan las viejas costumbres por muchos años que pasen. Y las plantas (o en este caso incluso árboles) intercalados con la fachada decorándolo todo me parece una preciosidad. Pocos patios (o terrazas) quedan así.

Pero bueno lo que nos importa aquí, a parte de cómo sea el sitio, es lo que dan de comer, ¿no? Pues… ¡Vamos allá!.

Como ya he explicado anteriormente, nosotros vamos por el arroz. Nunca nos hemos parado a leer mucho la carta en cuanto a platos principales. De picoteo si que hemos probado varias cosas que hoy no aparecerán en el post ya que los probamos antes de que yo abriera este espacio con lo cual… sólo podéis fiaros de mi palabra en esta ocasión.

He probado como entrantes la sepia a la plancha, creo recordar que estaba muy buena por lo que volvería a repetir. También catamos el surtido de ¿ibéricos? (perdonad esta parte pero aquí ando un poco amnésica). No recuerdo si eran ibéricos o fiambre (companaje por si alguien de esta zona me está leyendo) pero no eran nada del otro mundo por lo que no volvería a invertir en ese plato.

A nosotros lo que más nos gusta es la Ensalada de la Casa. Fresquita, con la lechuga recién cortada y con una gran variedad de ingredientes como podéis apreciar. Los que merecen ser destacados son las olivas partías, típicas de aquí, tienen un sabor amargo que no gusta a todo el mundo pero en este tipo de platos va muy bien. El otro componente curioso son los tallos de la planta de la alcaparra. A pesar de su aspecto, son muy sabrosos y a este plato le pega muchísimo.

Aquí voy a hacer un breve inciso: ADORO (y lo pongo en mayúsculas) que, cuando me sirven una ensalada, la lechuga no sea de bolsa.

Que se hayan tomado la molestia de ir al mercado o al huerto (lo que les pille más cerca) a comprar (o recoger) una lechuga fresca, la limpien, la corten en pedazos tragables y me la sirvan no tiene precio. Estoy harta de ir a sitios donde en el menú o por petición propia me planten una ensalada y me encuentre la lechuga tocada o mustia… Me parece que es un vegetal muy simple de adquirir, que tenemos durante todo el santo año y que no cuesta nada de servir como es debido.

Aunque sea la ensalada más simple del mundo, con una lechuga fresca, crujiente y con buen color gana por goleada. Y el cliente lo valora muchísimo. A nadie le da gozo que le cobren un plato de este tipo a un precio de oro cuando sabes que no ha habido nada de curro en él y que los ingredientes usados dejan mucho que desear. No estoy en contra de la comida que va ya precortada y lavada pero eso es para comérselo en casa de uno porque no nos apetece cocinar y vas con el tiempo justo. En un restaurante lo siento pero no lo admito. Estoy pagando un servicio y quiero que me lo den en las mejores condiciones posibles y, en este caso, no hay excusa (estamos hablando de lechuga por Dior).

Por si os habían entrado dudas, la Venta Los Collares la pone fresca fresquísima. ¡un punto más!.

Por fin llegamos al plato principal, el indiscutible y sabroso arroz. Nosotros siempre lo pedimos con “serranas” (caracoles del monte) y conejo. ¡Está tan bueno…! El grano en su punto, el sabor muy intenso y la carne muy jugosa.

Particularmente, a mi los caracoles no me gustan (es una de las pocas ocasiones en las que mi novio puede disfrutar de que yo me deje o no quiera algo) pero el sabor que da al caldo y, en consecuencia, a la paella no tiene nada que ver. ¡Está ríquisimo! Aunque a veces se pasan un pelín con la sal… En esta zona es muy típico que este tipo de plato lleve pimiento rojo y garbanzos pero, en este caso, han prescindido de los últimos.

También destacar que el grosor de la paella es de un dedo máximo con lo cual está aún más rico y siempre nos quedamos con ganas de más (para ser exactos, la última vez que estuvimos nos planteamos que a la próxima pediríamos una para 3 personas… No tenemos remedio…). En cuanto a la cantidad, a nosotros se nos queda justa pero porque somos unos tragaldabas. El tamaño está muy bien teniendo en cuenta que seguro que se pica algo al principio de la velada.

No debería enseñarlo, pero nos encanta tanto este arroz que así lo dejamos… Ni un granito se salvó de nuestro “ataque”.

En cuanto al postre, no tenemos preferencias per se. El que nos canté el camarero y nos apetezca lo pedimos. Hay veces que me quedo tan bien que no lo quiero pero mi novio sí y lo compartimos. No hay foto porque la mesa suele quedarse hecha un asco y no es bonito fotografiar en esas condiciones. Espero que me disculpéis. Después, el café de rigor para mi hombre y luego un par de chupitos para “ayudar a hacer la digestión”. Licor de hierbas y avellanas son nuestras elecciones.

Me parece un sitio muy recomendable, sobretodo si estáis en la región de Murcia y os encontráis explorando sus rincones (y que no sea la ciudad). A nosotros nos costó encontrarlo la primera vez pero no es difícil. De todas formas os facilito sus datos de contacto: Carretera de Pinoso, nº18 (Km.23) (barrio Campules) Abanilla y su teléfono es 968 680 412.

Y ya hemos llegado al final del post. Me gustaría que no se os haya hecho muy pesado y que mi crítica coincida con más de un comensal despagado (aunque no tenga nada que ver con el restaurante de hoy). Si es así, me encantaría que lo dejarais escrito a pie de entrada.

Agradecer, como siempre, a todos los que me leéis el paso por aquí con cada visita, “me gusta” o comentario. Os recuerdo que para seguirme sólo tenéis que ir a menú e introducir vuestro e-mail para no perderos ninguna de mis actualizaciones.

¿Conocíais el sitio?

¿Qué os ha parecido?

Si vais alguna vez, espero que me escribáis para contarme vuestra opinión 😉

¡Nos leemos proximamente! 

¡Un besito!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s