LA MÁS BONITA: Ruzafa

¡Buenos días!

Ya sé que soy una blogger recién salida del cascarón pero… ¿es normal tener tantas nuevas ideas? Me estoy dando cuenta de que… ¡sí, es posible!. Está claro que acabo de empezar y si no tuviera temas sobre los que opinar daría un poco de lástima pero… ¡nunca pensé que serían tantos! A cada sitio que voy, cuando cato o hago alguna cosa fuera de lo normal, mi cabeza se pone en modo operativo y minuciosamente decide si es merecedor o no de ser reseñado aquí.

En este caso me gustaría hablaros de una cafetería muy famosa en Valencia. Se llama LA MÁS BONITA. ¿Os suena?

Una tarde de domingo, mi hermana y yo estábamos aburridas en casa y decidimos salir a merendar. Barajamos entre varias opciones pero al final decidimos ir aquí ya que ninguna de las dos habíamos ido nunca y nos apetecía probar. Además tienen una reputación muy buena de sus tartas y debíamos de corroborarlo. Así que, llaves de coche en mano y monísimas de la muerte nos dirigimos hacia Ruzafa. Para aquellas personas que no conocen Valencia, Ruzafa es un barrio muy típico de la capital, siempre está lleno de gente joven, sitios bonitos y de copas… ¡sobretodo de copas!

Una vez llegados al lugar nos topamos con el inconveniente de que estaba hasta los topes. No pasa nada, era normal dado el éxito que tiene. Por ello, esperamos un ratito hasta que una mesa exterior al local se quedó libre. Raudas a más no poder nos abalanzamos sobre ella, sin dejar de mirar el interior por si había suerte y se quedaba otra mesa libre. Seamos claros, el exterior era mono pero el interior nos gustaba más. Si había oportunidad de ponerse dentro no la íbamos a desaprovechar.

No tardaron mucho en traernos las cartas y cómo éramos novatas en el sitio la leímos de cabo a rabo. Tienen una gran variedad de opciones (tanto para desayunar como para merendar o, incluso, comer y cenar) y todas una pinta que nos incitaba a pedir como posesas. Una vez lo teníamos decidido (fuimos buenas), esperamos a que vinieran para tomarnos nota.

Y esperamos. Y seguimos esperando. Y esperamos aún más. Casi media hora de reloj larga y continuaban sin venir. Nos hartamos y mi hermana tuvo que levantarse para ir a la barra y pedir ella… Vinieron a recogernos las cartas y ni un “lo siento” o un “disculpen las molestias”. Nada. No sé si es que tuvimos mala suerte pero desde luego la primera impresión no fue buena. Como he dicho antes, el sitio estaba abarrotado y entiendo que estuvieran colapsadas y puede que un poco agobiadas. Yo tengo un trabajo bastante estresante porque estoy en una farmacia grande en la cual muchas veces la cola llega hasta la puerta, y está claro que no es lo mismo atender con un par de personas esperando que con veinte, pero un mínimo de sentido de la comprensión hacia el cliente al igual que nosotros lo tenemos hacia el trabajador. Y si tienes que pedir disculpas por la tardanza pues lo haces. Es un gesto pequeño pero se agradece, porque si es un establecimiento en el que tienen un servicio de atención al cliente que consiste en ir a las mesas para tomar nota esperas que lo hagan. Que todos tenemos dos piernas y una boca para ir a la barra y pedir y no hay ningún problema en hacerlo pero no me gustó el detalle de no excusarse, ya que yo lo hago cuando algo en la empresa en la que estoy falla. Simplemente quería que quedara claro.

Corro un túpido velo y continuo. Estuvimos ojo avizor y, mientras esperábamos que nos trajeran lo pedido, nos dimos cuenta que en el interior se había quedado una mesa vacía por lo que, no nos lo pensamos dos veces y nos cambiamos rápido no… ¡lo siguiente!

Por fin estábamos allí, disfrutando de la cafetería y de su preciosa decoración. Es muy bonita (y nunca mejor dicho) y está llena de mensajes alentadores para que sí o sí pienses que vas a tener un buen día. Son frases que me recuerdan mucho a la filosofía que tiene la marca Mr. Wonderful. La verdad es que nos habríamos quedado más rato de no haber llegado con el tiempo justo, porque, a todo esto, eran las 20:30 más o menos.

Enseguida se acercaron con nuestra cena merienda. Yo me pedí un té negro indio llamado Assam con leche y un trozo de tarta de la famosa Carrot Cake. Mi hermana en cambio escogió el té de frutos rojos con un pedazo de Apple Pie.

Empecemos hablando de los tés, ambos ecológicos. Recalco, no sé si es que realmente los sirven así o es que los pillamos en su día flojo. La cuestión es que el mío estaba templado tirando a frío. No dije nada porque con lo que nos había costado llegar hasta allí ya me conformaba con lo que me dieran. De sabor no estaba mal pero creo que no me lo volveré a pedir porque no me “dijo nada”. Se notaba el sabor del té en la leche pero he ido a otros sitios donde les encontraba más potencia y con más matices. Y luego, un pequeño comentario hacia la cantidad de té que cabe en la tetera donde lo sirven, ponen lo justo para llenar una taza y no hasta arriba. Igual es que estos recipientes tienen el espacio mínimo, no lo comprobé todo hay que decirlo, pero con lo que vale y el tamaño de la taza (que parece que es grande pero no, porque es de cerámica gorda y hace el efecto de abultar más) ya podrían estirarse un poquito y, por lo menos, que nos dieran el placer de poder inclinar la tetera por segunda vez y rellenar otra taza. A mi hermana directamente le pusieron la cantidad justa para llenarse un poco más de media… Repito, no sé si normalmente esto es así o les pillé en un día malo.

En cuanto a las tartas, ¿qué puedo decir? La imagen de arriba lo dice todo. ¡Eran de diez! Te ponen un buen trozo. ¡Así da gusto! Nosotras las compartimos para así gozar por partida doble.

La Carrot Cake no la había probado nunca a pesar de lo famosa que es. Escogí un buen sitio para empezar el cate. Era cremosa a más no poder, y jugosa, nada seca. La crema de queso que llevaba a capas estaba impresionante. ¡Y llevaba pasas y me las comí! (los que me conocen saben que no somos muy amigas). Estaban muy bien camufladas junto con las nueces. Sin duda, os recomiendo pedirla. ¡Me conquistó! 

En cuanto a la Apple Pie otro sobresaliente. Da gusto comerla porque notas que masticas manzana, está hecha totalmente por esta fruta. No es como otras tartas que le ponen unas rodajas por encima y ya está, no. Está rellena por dentro de un montón de trozos y de textura jugosa. Tiene también un toque de especias que la hace diferente ¡Muy rica!

 

Y hasta aquí la aventura de hoy. Escrito lo que habéis leído supongo que imaginaréis que a este “LA MÁS BONITA” situado en Ruzafa no voy a volver en una temporada. No descarto regresar algún día pero, desde luego, no en un futuro próximo. Si no fuera por las tartas y la decoración en este blog no habría pasado la prueba. Lo siento si soy demasiado exigente, pero como ya dije en la primera entrada que hice dentro de esta sección… ¡no voy a tener piedad! Sí que me gustaría dejarme aparecer por el que hay en la Patacona por lo que… ¡os mantendré informados!

Os adjunto aquí la página web de esta cafetería tan cuqui para que podáis cotillear a vuestras anchas.

Espero que os sirva de utilidad, que me contéis vuestra experiencia allí en el caso de que hayáis ido (como ya he dicho igual los pille en un “mal día”) y que si vais espero que no os pase lo que a nosotras.

Como siempre, agradeceros el que os paséis por aquí de vez en cuando para leerme. Me gusta saber que interesa lo que escribo.

¡Que tengáis un bonito miércoles!

¡Besitos!

2 comentarios en “LA MÁS BONITA: Ruzafa

  1. Pues mira, yo quería ir a desayunar el domingo pero al final por lo de la maratón no pudo ser.
    Que sepas que en el desayuno este de instagram que tuve las chicas dijeron que el sitio precioso y tal pero el servicio malo, así que creo que no eres la única!

    Muy buen post. Sigue así!

    Un beso enorme

    Arualchu

    Le gusta a 1 persona

    1. Jajajaja me alegro de oír eso porque yo pensaba que me estaba volviendo una tiquismiquis (que seguramente lo sea XD) pero leyendo tu comentario veo que no estoy sola en esto.
      ¡Muchas gracias guapa! Siempre es un alago ver algún comentario tuyo por aquí.
      ¡Un besazo!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s