QUINTANA

¡Hola!

¿Tenéis muchos planes para este puente? A mí me toca pringar el sábado y me cortan un poco el rollo porque no puedo aprovechar para disfrutar de cuatro días seguidos… Pero no os preocupéis que soy “un camaleón” y me adapto a todas las circunstancias (no queda otra). Por ello, he confeccionado mis días libres para disfrutarlos con mi chico de la mejor manera posible. Así que nos os libraréis de una servidora porque tengo pensado algún que otro entretenimiento merecedor de ser publicado aquí.

No he perdido el tiempo y he empezado la semana fuerte. Sin ir más lejos, este pasado lunes fuí con una de mis mejores amigas a comer al restaurante QUINTANA. En principio, este festín era un regalo para mi novio por su pasado cumpleaños peeeero al ser una oferta adquirida mediante GROUPON, cuando quise reservar, ya estaba todo ocupado para las fechas que pretendía escoger. Es la mala suerte de aquellos que no sabemos si trabajamos festivos, fines de semana y que tenemos el “plus” de vivir una relación a distancia. No os preocupéis porque ya he subsanado este pequeño contratiempo y se lo recompensaré llevándolo a otro sitio bonito en estos próximos días. Sí, intuis bien, habrá otra entrada en esta categoría muy pronto.

Como iba diciendo, QUINTANA es un restaurante galardonado con una Estrella Michelín por lo que no pude resistirme a obtener el cupón descuento. No nos resultó difícil encontrarlo ya que está muy cerca de la parada de metro de Colón en Valencia capital. Cuando entramos al lugar personalmente me quedé impresionada de lo bonito que es. La barra es larga y blanca.

Todas las mesas decoradas con flores secas y la gran mayoría, junto con las lámparas que iluminaban, tenían botijos colgando del techo lo cual me pareció muy original.

Nosotras nos sentamos en una mesita más acogedora y sencilla, sin tanto adorno pero aún así muy mona ella. Lo primero que hicieron fue “cantarnos” el menú y, a continuación, nos preguntaron qué queríamos beber. Entre las opciones de las que disponíamos, nos terciamos por regar aquel festín con una botella de vino blanco Menganito (Verdejo). Nos lo enseñaron, descorcharon y pusieron una pequeña cantidad en nuestras copas. Después trajeron una cubitera para que se mantuviera fresquito. No soy una experta en vinos (ni de lejos) pero me pareció que era seco, y no seco de que estuviera malo, si no por el regusto que dejaba al final. No era fuerte, pero aún así se nos subió a la sesera. Se nota la poca costumbre de tomar brebajes.

Para no ponernos piripis antes de tiempo, nos obsequiaron con un aperitivo de Palomitas al Curry. Me parecieron muy sosas ya que eran palomitas normales con un poco de curry espolvoreado por encima. Sinceramente, me gustan más las típicas almendras fritas saladas que ponen en sitios con menos caché.

A partir de aquí, todo cambió. Comenzamos con Kojak de Foie-Gras con Peta Zetas y un chupito de Gazpacho casero. Los primeros nos los sirvieron a modo de chupa chups. Son dos bolas de foie caramelizadas con un poquito de peta zetas por encima. Yo me lo comí de una sentada y al entrar en contacto con la lengua notas el burbujeo característico y el toque salado sobre el paté deshaciéndose. Es un bocado muy original. En cuanto al gazpacho, muy rico también aunque es un pequeño suspiro. Le ponen un pelín de aceite de oliva virgen por encima y un poco de hinojo y ¡voilá!, la historia tiene otro rollo. Ambos, dos aperitivos de categoría.

Pasamos a las Croquetas Crujientes. Estaban rellenas de Jamón Ibérico. Soy muy fan de las croquetas y os puedo decir que es de las mejores que he probado. Estaban rellenas de bechamel con muchos trocitos de jamón y rebozadas con ¡arroz! (o creemos que era arroz). También sospechamos que llevaban mucho queso, pero no lo ubico. Para mi que era en el rebozado pero no sé confirmarlo a ciencia cierta. Toda una experiencia estas croquetas.

Processed with VSCOcam with kk2 preset

A continuación llegan los entrantes. Comenzamos con una Ensaladilla Rusa con una Mousse a las Finas Hierbas. No hay mucho que decir, estaba buena pero como la del Tasqueta del Mercat ni por asomo (podeís pinchar aquí para ver la entrada). El toque de la mousse que lo acompañaba la hacía un poco más especial.

Enseguida vino el Ceviche de Corvina con Aguacate, Sorbete de Manzana y Caviar de Salmón. La camarera nos lo mezcló al momento para que todos los sabores se impregnaran del resto. Ni mi amiga ni yo somos muy de “pescado crudo” pero la forma en la que lo aderezaron y el sabor de todos los ingredientes hicieron que un plato que no nos hacía mucha gracia al principio nos sorprendiera gratamente. Abrió una puerta en nuestros pequeños corazones para no tener miedo a la hora de pedir un plato así si nos apeteciera. Eso sí, me lo pediría en un restaurante de una categoría similar a ésta, ya que no me fio… ¡Estaba impresionante! El pescado sabía a mucho a limón y el sorbete de manzana le daba un toque muy especial. Fue uno de los descubrimientos de la velada.

Pasamos al plato fuerte. Entre toda la variedad que nos ofrecieron, escogimos una Paella de Arroz Seco con Secreto Ibérico. Al verla pensamos que el arroz se había quedado “aldente”, pero solo era una ilusión óptica… ¡Estaba buenísimo! A parte de trocitos pequeños de secreto, llevaba bachoqueta ancha, ajos tiernos y setas. ¡Riquísimo! A mi me encanta la verdura con lo cual disfruté muchísimo del plato. Muy recomendable.

Processed with VSCOcam with s3 preset

Por fin llegamos a los postres. A estas alturas, mi cuerpo no podía más pero estaba pagado y tenía muchas ganas de probarlos así que saqué “a la bestia que llevo dentro”. Empezamos con la Crema Quemada de Vainilla con Helado de Galleta María. ¡Este postre era un 10 en toda regla!. Recuerda a las natillas pero no son como éstas. El sabor a vainilla te invade toda la boca y si lo combinas con un poquito del helado ya está para morirse. ¡Nos encantó!

Pasamos a la Mousse de Yogur de Limón con Crocante de Anacardo. La pusieron sobre una base de mermelada líquida de frutos rojos que estaba muy dulce por lo que el contraste de acidez y dulzor impregnaba nuestros paladares. La mousse creo que era helada, pero sin ser fría que no se pueda comer. Muy buena también, no podía esperar menos. Pero si tuviera que escoger me habría quedado con la crema.

Para rematar, un señor Gin Tonic. Y luego nos tocaba ir a trabajar. No digo más.

Y aquí termina la comilona patrocinada por QUINTANA. Sin lugar a dudas, es un sitio que recomiendo para ir todas las veces que se pueda y se quiera celebrar algo. Tienen menú para todas las ocasiones y en función de la economía de cada uno. Podeís acceder a la página entrando aquí.

Me parece uno de esos sitios con un gran estilo pero a la vez muy acogedor. El personal nos trató fenomenal y muy atentos. Da gusto ir a establecimientos con ese índole por hacer que te sientas como en casa. Para mejorar nos hicieron una pequeña encuesta. Y eso dice mucho, ya que no quieren perder ese “toque” tan especial que les hace ser como son.

Recomendable al 100%. Debo darles un SOBRESALIENTE.

Muchísimas Gracias los que estáis ahí leyéndome. Podéis encontrarme en Bloglovin’ para tenerme un poco más cerquita. Espero que esta entrada os haya sido de utilidad. ¡Seguiré informando!

¡Disfrutad del puente!

Nos leemos a la vuelta. Un beso enorme. 

3 comentarios en “QUINTANA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s